22 de junio de 1986: Maradona lleva Argentina a la gloria


Era domingo y el estadio de México D.F. desbordaba de espectadores. El partido que disputaba la selección nacional argentina contra la británica ese 22 de junio de 1986 era más que una justa deportiva: apenas cuatro años antes Argentina e Inglaterra se habían enfrentado en una guerra por las Islas Malvinas.

De modo que había cierta tensión y expectativa en altas dosis entre los argentinos que sentíamos el peso aquella derrota en la memoria.

Si táctica y especulación habían dominado el primer tiempo, la sorpresa y habilidad de ese artista del fútbol llamado Diego Armando Maradona le dieron un giro inesperado al segundo y permitieron que la selección nacional pasara a las semifinales y venciera en un mundial a los británicos por primera vez. El primer gol, fruto de la picardía, pasó a la historia como el de "la mano de Dios" (Maradona apareció pidiendo perdón por su "pecado", en Londres, a principios de este año, aunque después lo desmintió); el segundo será recordado como una jugada maestra, de esas que hacen escuela.

Así fue relatada en el diario argentino "La Voz del interior" de entonces: "Los ingleses no se encontraban repuestos de la conquista argentina. , armándose para reaccionar, cuando Maradona gestó, continuó y definió una de las más brillantes maniobras del mundial y uno de los mejores goles de su vida. Capturó la pelota en medio de la cancha, avanzó eludiendo hombres a la carrera, ingresó al área, siguió amagando, enfrentó a Shilton, lo esquivó inclinándose hacia la derecha y cuando llegaba al desesperado cierre del marcador lateral anotó con un zurdazo rasante".

El país entero festejó esa noche con gusto a revancha.





(La voz del interior]

El Gol que dió el triunfo de Argentina en el Mundial de 1986 - Considerado el mejor gol de la historia de los Mundiales

 

Video con una canción dedicada a Maradona y la mano de Dios