9 razones por las que debes conservar tu móvil antiguo


smartphone-antiguo

Todos los años salen nuevos smartphones con la más alta tecnología; pero, ¿realmente la necesitas? Podrías ser feliz con tu celular tradicional.

En la era tecnológica, cada año vemos cómo marcas como Samsung, Microsoft, Apple o Sony lanzan smartphones cada vez más potentes. Sin embargo, a veces no es necesario adquirirlos, y es suficiente con un celular tradicional. Conoce aquí las razones para quedarte con tu antiguo móvil.

1. ¿Es realmente indispensable? Si no tienes el hábito de estar siempre conectado, ni tampoco la necesidad (por ejemplo, del trabajo) para estar revisando todos los días tu correo, puedes optar por un celular tradicional para comunicarse por SMS y llamadas; y en casa, usar la PC para jugar, navegar por internet, chatear, etc. ¿Para qué necesitar un smartphone de última generación?

2. La adicción: No es broma. Primero te compras el smartphone; y luego, lo necesitas. No al revés. Muchos hablan del “síndrome de perderse algo”, es decir, el miedo a no estar conectado, a no saber qué pasa con el mundo, con tus amigos, lo que genera un estado de angustia y ansiedad. Si bien antes de comprar un smartphone decías que “solo lo usarías cuando lo necesitaras”, meses después te sorprendes a ti mismo utilizando 24 horas al día.

3. Facebook, Twitter, WhatsApp ya están en los celulares antiguos: No hay que tener un smartphone de última generación para tener estar aplicaciones, ya que todas ellas están disponibles en cualquier móvil que soporte Java.

4. Los videojuegos no están hechos para los smartphones: Durante muchos años se ha intentado colgar la etiqueta de “las nuevas consolas portátiles”, pero no podemos engañarnos. Jugar en tu smartphone hará que tu batería se consuma en un par de horas. Y si estás en la calle, esto será un problema; si estás en casa ya tienes tu pc para jugar.

Además, jugar en un ambiente público puede exponerte a los amigos de lo ajeno; y si quieres jugar en un ambiente cerrado, repetimos, ya tienes una PC.

5. La batería no dura ni un día: Al menos que tu smartphone sea de baja potencia. Pero si es un smartphone de gama alta, debes saber que tendrás que cargar la batería hasta 2 veces al día. A comparación de tu celular antiguo, que podía durar hasta 1 semana.

6. Son de porcelana fina: A la más mínima caída pueden arruinarse, y arreglarlos te costará lo mismo comprar otro nuevo.

7. Nunca tendrás el último modelo: ¿Ya te compraste el último smartphone, aquel más potente y lujoso del mundo? Pues malas noticias, en 4 meses saldrá un móvil tres veces mejor.

8. Nadie querrá robar tu antiguo smartphone: Los smartphones de gama alta se han convertido en un objeto de deseo por parte de los ladrones. Llevar un móvil tradicional te hará inmune a ellos. Nadie lo querrá robar.

9. Te costarán un ojo de la cara: Un smartphone puede costarte hasta tres sueldos o quizás te termines enganchando a un contrato interminable de cuotas al mes.