Cables planos que no se enredan para cargar y conectar smartphones o tablets


cables-Sandberg

Me pregunto si la mayoría de las personas ha intentado sacar un cable enredado del bolsillo o del bolso cuando necesitaba cargar su teléfono móvil en cualquier parte, mediante una batería portátil, por ejemplo.

En Sandberg lo han intentado y han creado cables de carga que no se puedan enredar. Son cables planos y cortos de 15 cm. Fáciles de introducir en el bolso o el bolsillo. 

Anders Partida Petersen, Director de Producto de Sandberg A/S, comenta: «Viajo mucho y en muchas ocasiones tengo que detenerme y desenredar el cable de carga de cualquier otra cosa que tenga en el bolso. Da igual el esmero que ponga en enrollarlo bien antes de introducirlo de nuevo, tiene una habilidad especial para enredarse con todo lo que llevo en el bolso. Es muy molesto y había que hacer algo. ¡Y lo logramos!».

Los cables no sirven solo para cargar, sino también para la sincronización. Utilizar un cable plano y corto en lugar del cable del teléfono largo pone un poco de orden en el escritorio cuando el teléfono está justo al lado del conector USB del ordenador.

Los cables están disponibles en tres versiones, así que actualmente el 98 % de los teléfonos del mercado están cubiertos.