CES 2013: Controla la TV con tus gestos o los… ¿El fin del mando a distancia?


Haier-TV-contro-ojos

Haier sitúa la innovación en el centro de su estrategia. Con ocasión del CES 2013, Haier presenta el fruto de sus investigaciones para la televisión del mañana. ¿Se ha programado el fin del mando a distancia?

Increíble pero cierto. Ya no necesitarás el mando a distancia, este televisor responde a los movimientos de los ojos. Cambia de canal, navega por el teletexto, ajusta el volumen simplemente moviendo los ojos.

Para validar una orden o seleccionar un contenido sólo tienes que parpadear. También podrás consultar blogs, noticias, redes sociales y comunidades web.

Controla tu televisión con el pensamiento

Imagínate un televisor que obedezca a tu cerebro… Es la tecnología que desarrolla Haier, en colaboración con NeuroSky, sociedad médica líder en el campo de los electroencefalogramas. El casco sensorial “Brain Wave” permite analizar y comparar cada impulso eléctrico emitido por tu cerebro, para transformarlo mediante algoritmos en señales comprensibles por un aparato electrónico.

¡A partir de ahora vas a manejar tu televisión con tu fuerza mental!

Controla tu televisión por el movimiento o la voz

También podrás manejar todas las funciones básicas de un televisor o acceder a los contenidos con el movimiento de los brazos o por la voz. Para las órdenes vocales, será tu smartphone o mando a distancia el que se transformará en micrófono.

3D Gesture control TV: la televisión donde tú eres el mando a distancia

Ya no necesitarás el mando a distancia, ¡el mando eres tú! La cámara integrada en este televisor capta los movimientos de los usuarios, los interpreta y los ejecuta. El modelo responde casi instantáneamente y analiza 60 imágenes por segundo. Todos los movimientos pasan por la criba. Obedece, incluso, a varios usuarios simultáneamente en un espacio de 8 metros cuadrados. Funciona a la vez en grandes o pequeños espacios, incluso en un entorno oscuro.

Los visitantes de CES están invitados al stand para sumergirse en el universo de los juegos en 3D.