Codere demanda a Bwin y al Madrid por competencia desleal en las apuestas online


El Grupo Codere ha presentado una demanda contra Bwin y el Real Madrid por presunta competencia desleal por publicidad ilícita de juegos de azar y apuestas 'online' ante el Juzgado de lo Mercantil de Madrid, según informa la multinacional española del juego en un comunicado.

La demanda considera acreditado que la publicidad y la promoción que vienen desarrollando Bwin y el Real Madrid como cooperador, ni está autorizada previamente por la Administración competente ni se somete a ninguna condición reglamentaria, por lo que vulnera la Ley 31/1991 de Competencia Desleal.

Además, Codere concluye que esta publicidad tampoco está amparada por la normativa de la Unión Europea, por lo que, de acuerdo con la Ley vigente en España, se trata de una publicidad ilícita y, por lo tanto, desleal.

En la demanda se pide al juez que declare el cese inmediato de las campañas publicitarias de la compañía de apuestas austriaca, así como el fin del patrocinio y la posibilidad de sustituir a todos los clientes del club de fútbol que lo soliciten, las camisetas y otros materiales promocionales por artículos que no contengan la marca Bwin.

La multinacional española señala que la competencia desleal que vienen aplicando operadores de juego por Internet con publicidad ilícita, está afectando al sector del juego en España, que supone un 1% del PIB español y genera más de 100.000 empleos directos.

RADICADA EN UN PARAÍSO FISCAL.

En este sentido, el Grupo Codere indica que viene detectando la presencia de operadores de juego por Internet, radicados en paraísos fiscales, como el caso de Bwin, que carecen de autorización en España donde tienen ya altas cifras de dinero de jugadores y apostadores realizando una "agresiva" publicidad y promoción.

Frente a ellos, según la compañía española, se encuentran los operadores de juego autorizados en España, que no pueden realizar publicidad o deben hacerlo con fuertes restricciones y previa autorización de la Administración.

Además, estos operadores autorizados tampoco pueden explotar juegos por Internet, a pesar de contar con la tecnología y el 'expertise' necesarios, pues en España están prohibidos, pudiendo constituir en algunos casos actividades tipificadas en el Derecho Penal.

Según los responsables de Codere, se están viviendo situaciones "sangrantes", ya que Bwin "opera desde un paraíso fiscal y no paga ningún tipo de impuesto de juego", mientras que su sala de apuestas autorizada Canoe, situada a escasos metros del Santiago Bernabeu, "además de tener fuertemente restringida la publicidad, paga a Hacienda solo por el concepto de tasas de juego una cifra equivalente a la que Bwin paga al Real Madrid anualmente por su patrocinio".

[tags]Bwin,Codere[/tags]