El Reino Unido actuará contra las facturas de móvil desorbitadas


image

El regulador británico de las telecomunicaciones, Ofcom, anunció hoy que actuará contra las facturas desorbitadas de teléfono móvil que reciben por sorpresa centenares de miles de usuarios en el Reino Unido.

 

Ofcom pondrá en marcha una estrategia para mejorar la transparencia de las tarifas telefónicas y reducir lo que llama ‘el shock de la tarifa’, que, según un estudio, ha afectado a 1,4 millones de personas del Reino Unido en los últimos seis meses.

Las principales causas de este sobrecoste inesperado en las facturas telefónicas son las descargas involuntarias de datos de internet, especialmente en el extranjero, superar los minutos gratuitos del contrato o llamadas realizadas desde el teléfono una vez ha sido robado o perdido.

Ofcom negociará algunas medidas con las compañías de telecomunicaciones para evitar estas situaciones.

Entre estas medidas aparecen la posibilidad de fijar un límite en las tarifas, reducir los costes en las llamadas con un teléfono perdido y aumentar la comunicación con los clientes sobre sus gastos.

En su estudio, Ofcom también propone extender la regulación sobre el ‘roaming’ o itinerancia móvil de la Unión Europea a todo el mundo para proteger a los clientes que viajan al extranjero.

Richard Lloyd, director de ‘Which?’, una organización británica de protección del cliente, aseguró que el informe de Ofcom confirma las quejas que los consumidores les han presentado durante años.

‘Los clientes quieren información más clara de las compañías telefónicas sobre el precio de sus servicios en el Reino Unido y en el extranjero, y también una mayor protección para evitar las descargas de datos pesadas’, reclamó Lloyd.