Falta de móviles en el CES.. buenos augurios para el MWC 2015


mwc2015
Dónde se han metido todos los smartphones? A diferencia de años anteriores, las principales fabricantes de teléfonos inteligentes brillaron por su ausencia durante CES 2015.

Angel Cortés - Sí, claro, LG aprovechó la feria para presentar la segunda iteración de su teléfono flexible, el LG G Flex 2, con lo que inteligentemente se robó la atención en un evento donde de otra manera no hubo grandes anuncios en el mundo de los smartphones. Además, su marca hermana, LG Display presentó un prototipo de teléfono que parece lanzarse al ruedo con la única intención de competir frente a frente con el teléfono curvo Samsung Galaxy Note Edge.

Y sí, hubo otros cuantos teléfonos en la feria, desde un teléfono Lamborghini de lujo de US$6,000, hasta un Saygus V2 (también conocido como el "teléfono Superman") con su capacidad de almacenamiento externo de 256GB; un Nokia supersimple de US$30 y, por primera vez, vimos smartphones de ZTE, Alcatel y del nuevo dueño de Motorola, Lenovo. También presentaron teléfonos la fabricante Yezz y hasta Kodak. Y si bien Huawei no lanzó nada nuevo en sí, tuvimos la oportunidad de ver una edición limitada, en oro rosa, del elegante Huawei Ascend P7.

Sin embargo, la rumoreada llegada del Samsung Galaxy S6 no se produjo, ni el nuevo G4 de LG y como deciamos antes, otras líderes del mercado presentaron variaciones de sus modelos pero ninguno llamado a convertirse en el súperexito del año.

Pero antes de empezar a preparar el canto fúnebre para los smartphones de CES, hay algunas razones lógicas por explicar su incipiente aparición. En primer lugar, el espectáculo móvil más grande del mundo, el Congreso Mundial de Telefonía Móvil (MWC, por sus siglas en inglés), está a la vuelta de la esquina, pues tendrá lugar la primera semana de marzo en Barcelona. Ese evento, bien lo sabemos, es la plataforma más importante para los grandes anuncios de fabricantes de renombre.

Sabemos, por ejemplo, que HTC presentará allí su próximo teléfono insignia, y que Samsung — que extrañamente tuvo presencia cero en CES 2015 — tendrá que mostrar la cara. Microsoft también debe tener un gran evento de prensa en Barcelona y estamos seguros de que LG no se perdería esa feria por nada.

La segunda razón por la que los vendedores pueden haber retrocedido más este año en CES tiene que ver con una tendencia en la que ellos prefieren controlar el tiempo y la ubicación de los lanzamientos más importantes, en lugar de ceder a los dictados y al frenesí de un espectáculo en el que su producto podría caer fácilmente en el olvido.