Google invierte 250 millones de dólares para crear un coche sin conductor


google-self-car

Google está desarrollando un automóvil propio que se conduce solo aplicando sus propias tecnologías en vez de las de otros fabricantes.

Según la prensa tecnológica especializada, la empresa de Internet ha conversado en los últimos meses con fábricas a las que encargar la construcción de los vehículos según las ideas de Google.

Eso arroja luz sobre la operación que emprendió Google al invertir 250 millones de dólares en el servicio de taxi de lujo Uber a través de la empresa de capital riesgo Venture, operación financiera sobre la que se informó el viernes.

De cara a la producción de estos vehículos, Google ya ha conversado con el suministrador alemán Continental y el fabricante Magna. El diario alemán «Frankfurter Allgemeine Zeitung» informó esta semana que Google y Conti estaban acercando posturas en un posible acuerdo de cooperación en la conducción autónoma de vehículos, pero no se ofrecieron más detalles.

La empresa de Internet realiza pruebas desde hace años a utilitarios que se manejan solos en Estados Unidos. En un principio se aplicó esa técnica al modelo Prius de Toyota, pero posteriormente se ha probado en otros utilitarios.