¡Google pone fin a los engaños!, los juegos que ofrezcan compras dejarán de ser catalogados como gratuitos


google-play-logo

Google ha acordado añadir protecciones a los aplicaciones de juegos que permiten comprar dentro de ellos para garantizar que los niños no acumulen cargos a las tarjetas de créditos de sus padres.

Los cambios se producen a petición de la Comisión Europea, que ha estado investigando el problema constante de las compras no deseadas dentro de la aplicación y que hoy está dando una serie de directrices a los desarrolladores de aplicaciones para que sean implementadas en la reglamentación.

Google ha dicho que a finales de septiembre dejará de hacer publicidad a los juegos que se catalogan como gratis si incluyen compras dentro de la aplicación. Del mismo modo, aquellas aplicaciones requerirán una verificación del pago antes de cada compra.

La Comisión Europea pide que los juegos anunciados como gratis aseguren no inducir un error en los costos reales que pagan los consumidores, que los juegos de niños no pidan hacer compras directamente, que se especifique cómo se hacen los pagos y que los juegos ofrezcan una dirección de correo electrónica para hacer llegar preguntas y quejas. 

En Estados Unidos ya se han tomado acciones legales para que los niños no tengan fácil acceso a realizar compras dentro de las aplicaciones. La Comisión Federal de Comercio hace unos días demandó a Amazon por permitir que menos de edad compraran aplicaciones sin la autorización de sus padres.