HTC consigue autorización para seguir vendiendo el “One Mini” en el Reino Unido


HTC-one-mini

De poco le ha servido a Nokia su victoria en los tribunales ante HTC. A pesar de que la compañía finlandesa lograse una orden judicial que prohibía la importación y venta de los dispositivos HTC One Mini en Reino Unido por una violación de patentes, el Tribunal de Apelaciones ha admitido la reclamación de HTC.

La compañía taiwanesa ha conseguido ganar la apelación ante esta medida al conseguir que el Tribunal de apelaciones levantase el veto y permita a HTC seguir importando sus dispositivos a este territorio, según ha publicado Engadget.

«HTC está encantada con que la Corte de Apelaciones haya suspendido la orden judicial contra nuestros productos.Volveremos a importar todos nuestros dispositivos en el Reino Unido inmediatamente, incluyendo la familia HTC One al completo», anunciaba la compañía en un comunicado.

Una vez que se ha levantado esta prohibición, HTC quiere «apelar agresivamente la decisión sobre la validez» de la patente que denunció Nokia, para evitar que esto vuelva a ocurrir y dejar el tema zanjado.