La televisión del futuro será personalizada y basará su funcionamiento en la web


Ericsson-Mediafirst

Una atractiva interfaz, la capacidad de guardar contenido en la nube e interacción en todo momento con los amigos de redes sociales, son algunas de las características que tiene "Mediafirst", un sistema presentado por Ericsson en la feria de tecnología Futurecom y con el que pretende fijar el estándar de la industria de la televisión en los próximos años.

Se trata de una tecnología que se puede integrar tanto a un televisor como a un decodificador entregado por la compañía de cable, el cual mediante una conexión a internet es capaz interactuar con otros dispositivos.

"Cada miembro de la casa posee un usuario, con el que el sistema puede recopilar las preferencias del televidente y compartirlas en las redes sociales. Con esto a su vez, se puede conocer cuáles son los contenidos preferidos de los amigos", explico el ingeniero de Ericsson, Reno Carvalho

Otra de las características de Mediafirst es la integración del concepto de Cloud Computing, "lo que permite que todos los contenidos o programas grabados por el usuario queden almacenados en la nube y así, entre otras cosas, poder acceder a los programas desde cualquier lugar donde esté instalado el sistema", explicó Carvalho.

El especialista de Ericsson además agregó que la interfaz de la pantalla del televisor  puede trasladarse a tabletas y smartphones, por lo que en el futuro estos aparatos pasarán a ser el control remoto.

Sobre el uso de aplicaciones externas, los ingenieros de Ericsson solucionaron este problema integrando a la guía de canales los contenidos de servicios como Netflix o Hulu, por lo que no es necesario ejecutar estas plataformas para acceder a su contenido.

Requisitos para el funcionamiento

La televisión del futuro de Ericsson puede funcionar conectada tanto con un sistema de televisión satelital como por cable; el único requisito obligatorio es contar con un acceso a internet.

"Para utilizar las características básicas del servicio se requiere como mínimo una conexión a internet de 5 megabytes por segundo y para acceder a contenidos 4K se necesita un enlace más rápido", detalló Carvalho, quien agregó que el objetivo de este producto es pasar de un servicio de TV estático a uno dinámico en que los televidentes puedan interactuar con sus amigos y con los generadores de los contenidos.

Actualmente el servicio no se comercializa en ningún mercado, pero las compañías AT&T de Estados Unidos y Telefónica de España lo está probando para habilitarlo próximamente a sus clientes.