La venta de electrodomésticos descendió un 13,4% durante el primer semestre del año


Tres perfiles destacan los motivos de la bajada según Fersay: Saturación, no pueden y no quieren comprar

la empresa española Fersay Electrónica ha presentado un análisis donde se reflejan los principales tres perfiles de consumidores y sus motivos por los que el volumen de cifra de ventas de electrodomésticos en España ha bajado en el primer semestre del año un 13,4%.

El primer motivo que destaca el Director General es la saturación del sector y del mercado “Hay mucho equipo nuevo después de la burbuja y por los planes renove. A su vez, también la renovación de los televisores por los cambios bruscos tecnológicos o acontecimientos concretos como el pasado  mundial de futbol 2010 que siempre producen un efecto anticipador en el consumidor”, explica José Carrasco.

Por otro lado, el análisis habla de un segundo grupo que define como “Los usuarios que no pueden comprar”.  Desde Fersay se analiza la situación actual de las familias de cara al consumo.  “Con la tasa de paro disparada y la inflación en 2011 creciendo por encima de los salarios y las pensiones así como la bajada de sueldos del sector público, además de las restricciones crediticias para el consumo de las familias por su elevado endeudamiento, hay una amplia capa de la sociedad que sencillamente no puede consumir ni para renovar aparatos en casa ni para nada”, afirma el Director de Fersay.

Por último el informe de Fersay destaca un tercer grupo que define como “Los que no quieren comprar”. Este perfil engloba a los mejor informados y aunque la tasa de ahorro en España ha crecido al haber cifra récord a finales de 2010. “Este grupo sí tiene dinero, es un sector muy desconfiado y conservador y no quiere consumir hasta que no vea un cambio de expectativas ya que las actuales son muy pesimistas y no invitan a gastar”,asegura Jose Carrasco que añade, “Este último grupo de consumidores es al que hay que convencer pero para ello la situación general debe cambiar o será muy difícil que se decida a consumir y además este grupo no necesita financiación aunque sí mucha confianza y ahora en España es un momento complicado” analiza Carrasco.