Las “selfies” es el tipo de fotografía más impresa en España


selifes-met

La moda de los selfies, lejos de llegar a su fin, sigue in crescendo. Así lo atestiguan móviles con cámaras frontales cada vez más potentes, canciones de moda basadas en los selfies y hasta reinas que protagonizan selfies con su mejor sonrisa.

 

Por éstas y otras razones, no sorprende que los selfies, o en correcto castellano autofoto, se hayan convertido en tan sólo un par de años en el tipo de fotografía más impresa en España. De hecho, más de la mitad de las personas aficionadas a la fotografía reconoce que los selfies son el tipo de fotografía que más imprimen en la actualidad, por delante de los paisajes (36%) y los monumentos (12,7%). Estos datos los ha dado a conocer Photobox (www.photobox.es), compañía líder europea en la impresión online de fotografías digitales, que ha realizado un sondeo en España entre más de 1.300 usuarios de fotografía para conocer su opinión acerca la moda de la autofoto o selfie en nuestro país.

Esta moda es sin lugar a dudas resultado de la expansión del smartphone entre la población. España es el país meridional con mayor penetración de smartphones(84%)[1]. Por esta razón, no sorprende el estudio de Photobox al revelar que el 60% de personas encuestadas afirma que para tomar fotografías veraniegas usa solamente su smartphone, muy por delante de la cámara compacta (22%), estrella hace tan sólo dos años en las vacaciones, e incluso cámaras réflex (9,4%).

El fácil acceso a una cámara de fotos digital, frontal o trasera, incluida en todos los smartphones sean de la gama que sean, puede ser la clave para entender que el 75% de las personas consultadas realizan selfies durante las vacaciones y más del 60% de los que responden afirmativamente toman hasta 100 selfies durante sus vacaciones.

¿Y qué fotografían con tanto ahínco? Un tercio de los consultados por Photobox se realizan un selfie con un paisaje o monumento de fondo, mientras que otro tercio prefiere fotografiarse posando junto a familiares y amigos. Esto encaja con el hecho de que el 50 % de consultados admite hacer este tipo de fotos por “diversión”, mientras que el 22% responde que lo hacen por “felicidad”. Ambos términos son perfectamente intercambiables al describir emociones bastante similares.

Algo a tener en cuenta es que los selfies no son fotografías tomadas a la ligera, sino concienzudamente, ya que la mayoría (44%) toma dos veces el mismo selfie para asegurarse que ha captado el momento de forma clara, mientras que un 15% de los encuestados afirma que lo repiten hasta 3 veces. Además, 7 de cada 10 personas aseguran que conservan estas fotografías, con lo que se desmitifica la presunta fugacidad e improvisación de estas fotos, según  el estudio de Photobox.

El estudio descubre que  uno de los usos favoritos de las personas que toman selfies es compartir sus fotografías mediante redes sociales, como Facebook (56%) yWhatsapp (52%), principalmente. En este sentido, Photobox resalta la buena demanda que tienen productos creados de forma expresa para conservar estas fotografías, como pueden ser el álbum Foto Diario para los amantes de las redes sociales, así como imanes de distinto tamaño para regalar un souvenir divertido a familiares.