Los niños españoles reciben su primer teléfono móvil a los siete años


1stFone-00

Los niños de hoy en día obtienen su primer teléfono móvil a la edad de siete años, según ha revelado un reciente estudio de Mobile Phone Check. La encuesta, realizada a 23.000 personas, ha indicado asimismo que los padres compran móviles a sus hijos tan pronto por "motivos de seguridad" y porque "sus amigos también los tienen".

El teléfono móvil es un elemento indispensable en la vida de las personas que cada vez empezamos a usar antes; concretamente, a la edad de siete años, según ha revelado un estudio realizado a 23.000 personas por la web Mobile Phone Checker.

La edad a la que los niños comienzan a manejar su propio dispositivo móvil ha variado seis años durante la última década. En el pasado 1993 se trataba de preadolescentes, de una media de 13,2 años, los que adquirían por primera vez un teléfono móvil, y no de niños que acaban de entrar en primaria como sucede en la actualidad.

Existen varios motivos por los cuales los padres consienten que sus hijos dispongan de un móvil a tan temprana edad. Tres cuartas partes de los progenitores aseguraron que era "por razones de seguridad y para estar más tranquilos".

Por otro lado, un 22 por ciento para ser exactos, coincidieron que si compraban un teléfono a sus niños era "porque sus compañeros de clase también lo tenían". Independientemente de la motivación, el mencionado estudio reveló que la mitad de los padres encuestados pagaban además una tarifa de contrato por los móviles de sus hijos.

A pesar de esta preocupación por la seguridad de sus hijos, "muchos de los padres opinan que a los siete años todavía son muy pequeños para tener un móvil", aseguró el director Moblie Phone Checker Adam Cable. "Sin embargo, tengo que admitir que he visto con mis propios ojos a niños de cuatro años manejar el iPhone o el iPad de sus padres con perfecta destreza", añadió Cable.

Según este estudio, la precocidad de los niños a la hora recibir su primer móvil no ha sido lo único que ha cambiado a lo largo de los años, sino también la moda y la facilidad para conseguirlo. Adultos encuestados de entre 25 y 30 años coincidieron que su primer móvil fue un Nokia 3310, y el 86 por ciento de ellos admitieron que tuvieron que "obligar" a sus padres a que se lo comprasen,