Los nuevos iPhone causan euforia mundial


iphone5s-app-store-00

Con grandes diferencias de precios según el país, los nuevos modelos «5S» y «5C» llegaron en primer lugar a las manos de australianos y asiáticos, con estos últimos arrasando con la versión dorada ya que ese color se asocia con la riqueza en muchas culturas orientales.

Como en cada nuevo lanzamiento de Apple, para sus fanáticos se trató de un día especial: «Estoy encantado, no existe nada más festivo para mí», se alegró Hidenori Sato, un japonés de 39 años que hacía cola desde el miércoles delante de una tienda del operador NTT Docomo en Tokio.

En Nueva York, la meca de iPhone, cientos de personas se dieron cita muy temprano en la tienda de la Quinta Avenida cerca de Central Park, abierta habitualmente las 24 horas del día los siete días de la semana, pero que cerró entre medianoche y las 08H00 (12H00 GMT) del viernes para preparar el evento.

«Estuve haciendo la cola desde hace quince días. Dormí bien, ocho, nueve horas por noche», contó Brian Ceballo, un músico de 18 años de Brooklyn (sudeste de Nueva York), mostrando eufórico su nuevo teléfono «5S».

iphone5s-app-store-01

iphone5s-app-store-02

iphone5s-app-store-03

«La tecnología de las huellas digitales va a estar muy buena. Estoy ansioso por probarla, así como la cámara lenta», agregó Ceballo, refiriéndose a dos de las principales innovaciones introducidas por Apple.

La policía de Nueva York montó un puesto delante de la tienda para alertar a los clientes sobre los robos en aumento de iPhone en la Gran Manzana y medidas de seguridad a tomar.

Para muchos neoyorquinos, habituados a los precios en general estratosféricos de la ciudad, el costo del nuevo iPhone no era algo importante.

«No tengo problemas con el precio. Para mí no es tan alto», afirmó en ese sentido Hui Hui Chen, una estudiante de 19 años oriunda de Queens (noreste), que llegó a la tienda en medio de la noche con una amiga y esperó pacientemente sentada en una silla plegable hasta su apertura

En Londres fue Norman Hicks el primer británico en poner sus manos en su propio iPhone 5S mientras que el segund fue un adolescente de 15 años de edad.