Los reproductores de CD pueden tener los días contados en los coches


image

  Lo mismo que ocurrió hace unos años con las cintas de casete en los coches puede empezar a ocurrir con los CD. Los reproductores de CD podrían desaparecer en los próximos modelos que la compañía Ford lance al mercado y serán sustituidos por la tecnología Wi-Fi Ford Touch.

   Según informa el diario Daily Tech, Ford se está planteando esta medida en principio para los modelos europeos. De esta manera los reproductores de CD darán paso a sistemas basados en tecnología Wi-Fi o Bluetooh que permitirán disfrutar de contenidos multimedia en el coche. 

   La responsable de tendencias actuales de la compañía Ford, Sheryl Connelly aseguró al periódico en una entrevista que la tecnología de entretenimiento in-car «se está imponiendo en los coches en sustitución del reproductor de CD al igual que los teléfonos públicos están desapareciendo con la llegada de los nuevos dispositivos móviles».

   Si Ford abandona los reproductores de CD significa que los nuevos vehículos de la compañía se basarán en interfaces estándar con conexión USB para poder conectar cualquier reproductor multimedia o teléfono inteligente de cualquier compañía y conexión Bluetooth para aquellos que prefieren la tecnología inalámbrica. Eso significa que, para bien o para mal, los pilotos de Ford deberán acostumbrarse a la tecnología Sync y MyFord Touch de Ford en el futuro.

   Sin embargo, el manager multimedia de Ford Europa, Ralf Brosig llama a la calma. «Ford, obviamente, seguirá fabricando reproductores de CD mientras que haya demanda. Sin embargo, con el tiempo esperamos que las preferencias del cliente lleven rápidamente a un enfoque totalmente digital en cuanto al entretenimiento en los coches»