mSpy, la compañía que vende móviles para espiar


mspyLa empresa vende teléfonos que vienen con un programa preinstalado que registra las llamadas, los mensajes, la localización y otros datos.

En un mundo en el que la privacidad hace que el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, telefonee a Barack Obama para transmitirle su preocupación por el espionaje a los ciudadanos, mSpy ofrece exactamente eso. La empresa, que hasta ahora únicamente vendía un programa para espiar a hijos, parejas o trabajadores, ha comenzado a vender teléfonos con esta aplicación preinstalada.

Es decir, cualquier puede hacerse con uno de estos dispositivos y entregárselo a la persona a la que desea espiar y comenzar a registrar sus llamadas, mensajes de texto o hasta de aplicaciones como WhatsApp. Según aseguran en su publicidad, «no lo descubrirán».

El abanico de terminales disponibles es bastante amplio e incluye algunos de los dispositivos más deseados del mercado, como el iPhone 5s, el Galaxy S4, el HTC One o el Nexus 5.

Aparte de pagar el teléfonos, es necesario adquirir una suscripción a la herramienta de espionaje, que va desde los 29,99 dólares al mes a los 49,99 del paquete premium, capaz de registrar la actividad en redes sociales y aplicaciones de mensajería. Además, hay un paquete para empresas.

Sus creadores aseguran que su público son padres preocupados por sus hijos y con la autoridad legal para obtener esta información y compañías que quieran saber qué hacen sus empleados (en principio, con su consentimiento). Son conscientes de que se pueden dar otros usos, pero según explicó el fundador de mSpy, Andrei Shimanovich, a Fortune, no es su responsabilidad si se utilizan de forma ilegal. «Es lo mismo que con un fabricante de armas».

Shimanovich cree que no se debe juzgar su producto como algo bueno o malo, sino sencillamente como lo que es. En cuanto a la idea, reconoce que se le ocurrió cuando tenía que cuidar a su hermana pequeña, que solía escaparse de sus clases de música y piano.