«No me llames, estoy de huelga»


1-de-marzo-huelga-moviles-petitOrganizaciones de consumidores y sindicatos han convocado para hoy un «día sin móvil» en protesta por la subida de tarifas de las tres principales operadoras españolas.

«Un día sin móvil» surgió en la web www.boicot.es.kz «contra el abuso de las operadoras móviles», después de que sucesivamente Movistar, Vodafone y Orange anunciaran el mismo aumento de precios, que entrarán en vigor hoy 1 de marzo para compensar el efecto de la nueva ley que prohibirá la práctica del redondeo en las llamadas.

«Como acto de protesta se sugiere que el día 1 de marzo, día que entran en vigor las nuevas tarifas, no se utilice el móvil absolutamente para nada, a no ser que sea de extrema urgencia», dice el comunicado de la web.

A la campaña se han sumado numerosos grupos de defensa de los derechos de los consumidores, como la UCE, la OCU, FACUA o ADICAE, y otras organizaciones como el sindicato UGT, que ayer llamo a sus afiliados a «apagar sus móviles»

«El objetivo de esta jornada es sumar fuerzas para demostrar a las compañías que consumidores y trabajadores pueden intervenir en el mercado y evitar prácticas abusivas», señala UGT en el comunicado en el que llama a unirse a la protesta.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y la Unión de Consumidores de España (UCE) han pedido al Servicio de Defensa de la Competencia, dependiente del Ministerio de Economía, la suspensión cautelar del aumento de las tarifas por entender que responde a un acuerdo entre los operadores contrario a las leyes de la competencia y que perjudicaría seriamente a los consumidores.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, declaró la semana pasada en el Senado que no corresponde al Gobierno multar a las compañías de telefonía móvil por la subida de los precios.

«Antes de disparar contra las empresas, debíamos de saber si en términos comparativos europeos su comportamiento es especialmente avaro o si están defendiendo sus opciones empresariales», dijo el ministro.

Sin embargo, el Ministro insistió en que «actuará si se demuestra que ha existido un pacto» entre las operadoras para aumentar los precios.

Bajo esta línea, el Ministerio ha solicitado al organismo regulador del mercado, la CMT, para que investigue si las compañías pactaron sus precios.

Baja Voluntaria

También el Instituto Nacional de Consumo recordó a los consumidores su derecho a darse de baja sin abonar penalización alguna tras el cambio en las tarifas que suponen una modificación del contrato firmado en su día. El Instituto insistió que el abonado debe ser informado con un mes de antelación de las modificaciones que se van a aplicar en su contrato.

Una ley para acabar con el redondeo

La Ley de Mejora de la Protección de los Consumidores y Usuarios fue aprobada por el Pleno del Congreso de los Diputados el 21 de diciembre y prohíbe que se cobre por un tiempo que no se consume, acabando con la práctica llamada del «redondeo», por el cual las compañías facturaban un minuto entero aunque solo se hubiese hablado unos segundos.

A partir de entonces, las tres grandes operadoras informaron de que el precio de establecimiento de la llamada subirá de 12 a 15 céntimos de euro y un incremento en la tarifa nominal por minuto aunque cobrando por segundos y no por tramos.

«Así que el efecto para el usuario y para nuestros ingresos debería ser neutro», dijo al anunciarlo un portavoz de Telefónica.

El cuarto operador, Yoigo, perteneciente al grupo nórdico TeliaSonera, ha dicho que mantendrá su tarifa única de 12 céntimos de euro por establecimiento de llamada y 12 céntimos el minuto.

El pasado 6 de febrero se celebró otra jornada de protesta que pedía que no se usara el móvil y que apenas tuvo efectos, según fuentes de las operadoras citadas por medios.