Nokia no tiene constancia de que Microsoft trabaje en un móvil propio


image

El CEO de Nokia, Stephen Elop, sale al paso de los rumoresacerca de un posible nuevo ‘smartphone’ por parte de Microsoft. Aunque los de Redmond se han atrevido con los ‘tablets’ Surface, Elop asegura que no tiene pruebas de que ese sea el plan pero que pueden hacerlo si quieren.

   En una entrevista concedida al blog del diario estadounidense The Wall Street Journal, All Things D, Stephen Elop ha hablado abiertamente no solo de su alianza con Microsoft y su opinión sobre Surface, sino también sobre la estrategia que siguieron en torno a los primeros ‘smartphones’ y los primeros Lumia.

   Las cosas no marcharon exactamente como estaba previsto para Elop desde que hace año y medio hiciera su gran apuesta por Windows Phone.  El negocio de Symbian, anterior sistema operativo de la compañía, decayó mucho más rápido de lo esperado. El negocios de los teléfonos básicos tropezó y la primera línea de teléfonos con Windows no logró despegar de la manera que él había previsto.

   "Lo dije en nuestros resultados. Al sacar los primeros dispositivos Lumia, me hubiera gustado hacerlo mejor", ha asegurado Elop. "No hay duda", añadió.

   Pero, según señala, los productos son sólidos y la empresa no cambia de rumbo porque todavía cree que puede construir un buen negocio con los teléfonos basados en el sistema operativo de Microsoft. "Tenemos que ser capaces de levantarnos y decir que esto es fundamentalmente mejor y diferente", aseguró Elop en la entrevista. Es más, aseguró queapostar por Android como sistema operativo no hubiese conseguido hacer que la empresa destacara.

   El cambio a Windows Phone supuso un desafío. En la época en que Nokia y Windows Phone llegaron a un acuerdo y la finlandesa comenzó a desarrollar los primeros Lumia, la versión Mango del sistema operativo y sus características eran mucho más rígidas. Eso no dio a los primeros productos de Nokia muchas oportunidades para destacar entre otros teléfonos con Windows, más allá de su diseño.

   Otra parte del problema, aseguró Elop, fue que la compañía no hizo un buen trabajo de distribución, especialmente en Europa. Cuando Nokia lanzó el Lumia 800 lo puso a disposición general, sin centrarse en soportes o regiones específicas.

SU ALIANZA CON MICROSOFT

Elop se mostró muy diplomático cuando se le preguntó si Nokia contaba con el apoyo suficiente por parte de Microsoft: "Es un acuerdo muy complejo, pero en el sentido de nuestro compromiso con Windows Phone, que consiste en hacer de nuestro trabajo lo mejor para ellos y para ellos trabajar con nosotros minuto a minuto, característica por característica, estamos consiguiéndolo".

   Elop también señaló que no está decepcionado porque Microsoft no apostara por Nokia para construir Surface, y asegura que Nokia trata de ser algo más que un fabricante de ‘hardware’: "No es lo que somos", apuntó.

   "Entiendo por qué hacen Surface", dijo Elop. "Ellos han dicho desde hace tiempo que la belleza y la gloria no han aterrizado bien en el ‘hardware’. Dicen que aquí está la resistencia, todo el mundo tiene que tener por lo menos este beneficio".

   En cuanto a un posible ‘smartphone’ de Microsoft, Elop asegura que no tiene pruebas y añadió que la competencia es grande. "Pueden hacerlo si así lo desean", aseguró.