Nokia no tiene un ‘Plan B’ si Windows Phone fracasa


La compañía Nokia apuesta al 100% por Windows Phone. Varios analistas sugieren que la finlandesa debería tener un ‘plan B’ por si sus terminales con el SO de Microsoft son incapaces de competir con los dispositivos iOS o Android. Sin embargo, Nokia se limita a decir: «El Plan B es que el Plan A tenga éxito».

Nokia y Microsoft se embarcaron en un proyecto conjunto que supondría el resurgir de Nokia como vendedor de dispositivos móviles y el de Microsoft en el ámbito de los sistemas operativos para móviles. Este proyecto resultó ser los primeros terminales Nokia con el renovado Windows Phone Mango (versión 7.5). La gama Lumia de la finlandesa fue la elegida para comenzar esta nueva alianza.

Sin embargo, el proyecto de Nokia tiene todavía un largo camino que recorrer, ya que sus ‘smartphones’ Lumia no han llegado a EE.UU. y a finales del año pasado solo consiguió vender un millón de unidades. Sin embargo, la tranquilidad de Nokia sobre esta alianza es absoluta y parece no temer que fracase.

Sin embargo, pese a ese optimismo, la finlandesa parece que no es de esas compañías que prefieren prevenir que curar, por lo que no tiene un plan específico ante el fracaso. Uno de los representantes de Nokia en Europa, Victor Saeijs ha asegurado respecto a esta alianza que «el Plan B de Nokia es que el Plan A tenga éxito», según recoge el diario sueco Di.

En cuanto a las reacciones ante las cifras de venta de los nuevos dispositivos de Nokia y Microsoft en 2011, el presidente de Microsoft, Steve Ballmer, se mostró bastante decepcionado al respecto. A finales de año, los terminales Lumia solo consiguieron llegar al millón de unidades vendidas. Pero la opinión desde Nokia es totalmente opuesta.

Saeijs ha asegurado que llegar a esas cifras es «un buen comienzo» y asegura que según los analistas de Dinamarca, Lumia es uno de los dos dispositivos de mayor venta en Suecia, por lo que se sitúan entre los tres primeros puestos.

Por último, en cuanto a la llegada a EE.UU. y la reacción que esperan de los consumidores estadounidenses, Saeijs considera que es necesaria una reacción positiva del mercado estadounidense, tras la crisis de Nokia en el país. «Es como empezar todo de nuevo. Sin embargo, debemos tener éxito en EE.UU. si queremos tener éxito en el mundo», concluye.

[tags]nokia,windows,phone[/tags]