Polémica en el Reino Unido: Espiaron a miles de personas a través del Bluetooth de su móvil


La apacible ciudad de Bath bien podría ser un nuevo escenario de Gran hermano. La prensa británica denuncia que el proyecto Cityware, que rastrea la señal Bluetooth de los dispositivos móviles para registrar los movimientos de los usuarios, puede atentar contra la privacidad

El proyecto, que nació hace tres años en la Universidad de Bath, mezcla herramientas de redes sociales, como Facebook, con el rastreo de dispositivos con Bluetooth conectado, para obtener más información sobre las interacciones humanas. El problema es que esas señales se rastrean sin el permiso de los propietarios de los dispositivos.

Se trata, según los investigadores, de estudiar cómo se mueve la gente por la ciudad. Para ello, cientos de escáneres de señal fueron instalados por toda la ciudad, para registrar las señales de Bluetooth de dispositivos como móviles, cámaras de fotos, ordenadores, etc. A través de esta señal, se puede rastrear un dispositivo en concreto.

Cerca de 3.000 dispositivos son rastreados cada fin de semana en la apacible ciudad costera británica, aunque también existen antenas que escanean en otros lugares del Reino Unido y en todo el mundo; Citiware tiene detectores de Bluetooth en San Diego, Hong Kong, Sydney, Singapur, Toronto y Berlín.

Según afirma el diatio The Guardian, unos 250.000 dispositivos han sido registrados por los escáneres del proyecto en todo el mundo, la mayor parte de ellos teléfonos móviles con la conexión Bluetooth activada.

En declaraciones al diario británico, el director de Cityware, Eamonn O´Neall, aseguró que "el objetivo no es rastrear al individuo, ya sea mediante Bluetooth u otros medios, sino que estamos interesados en agregar el comportamiento humano de la ciudad como un todo, y desechamos la idea de que escanear las señales de Bluetooth sea una técnica de vigilancia".

No obstante, algunos expertos en seguridad afirman que mediante el escaneo de estas señales de radio se puede aceder al nombre asignado al dispositivo, que a menudo revela la identidad de la persona. Muchos propietarios de dispositivos con conectividad Bluetooth usan pseudónimos, iniciales o incluso el nombre real para identificar la señal de su propio aparato.

Es precisamente lo que denuncia Privacy International, un grupo que defiende precisamente la privacidad personal frente al uso abusivo de la tecnología. Tras recordar que detrás de este proyecto universitario están compañías como HP, Nokia o Vodafone, afirman que esta tecnología podría convertirse "en el CCTV de la industria de los móviles".

[tags]Privacidad, Móviles, Bluetooth[/tags]