¿Por qué los fabricantes han abandonado los televisores de plasma?


samsung-TV_plasma

Tras muchos años reinando en dura competencia con los LCD, los visitantes que acudieron a la reciente feria de electrónica de consumo IFA apenas encontraron un televisor de Plasma entre las decenas de fabricantes que exponían sus últimas novedades.

Hará un par de meses, Samsung anunciaba su intención de abandonar la producción de televisores de plasma (PDP TV) el próximo 30 de noviembre. Fue una noticia ya esperada y que no sorprendió a nadie. Como tampoco mostraron su sorpresa los visitantes de IFA al no encontrar en su visita a la más reciente edición una gran oferta de esta tecnología. El plasma se muere y casi ningún fabricante da un euro por él.

Por el camino, fabricantes que habían hecho del Plasma su bandera como Panasonic, Pioneer o Sony dejaron ya la producción de televisores con esta tecnología apostando por el LED.

De momento solamente LG parece mantener la bandera del Plasma… en un mercado muy cambiante y en el que los fabricantes prestan más atención a producir televisores con las últimas tendencias que en mantener costosos procesos de fabricación que no son apreciados por los consumidores.

Mejor calidad

Durante mucho tiempo el Plasma ha demostrado ofrecer mejor calidad que el LCD o su evolución basado en LEDs. Los expertos coinciden en reafirmar que en términos de calidad de imagen, los televisores plasma siguen siendo superiores.

Hace algunos meses, por ejemplo, cuando Panasonic informó que dejaría de producir estos aparatos, su modelo Viera TX-P60ZT65 era elegido por la Asociación Europea de Imagen y Sonido como el mejor televisor del año 2013/2014.

Evan Kypreos, del sitio en internet Trusted Reviews, reconoce que la pantalla de plasma "es mucho mejor que la LED (light-emitting diode) y los televisores LCD (de cristal líquido) en términos de calidad de imagen, tanto en sus contrastes o en su manejo del movimiento, el plasma tiene algunas desventajas".

Por ejemplo, aunque las pantallas de plasma -que usan gases ionizados cargados eléctricamente- son elogiadas por su luminosidad y la riqueza de sus colores, tienden a consumir más electricidad que otras tecnologías.

Por otro lado, las pantallas LED mejoran cada vez más su luminosidad, niveles de negro y gama de colores, manteniendo, a la vez, su característico ahorro de energía.

A la moda

Otro factor que ha jugado un peso importante es el del diseño. Los fabricantes se lanzarón a la moda de los televisores delgados y luego ultra delgados que encajaran en cualquier lugar del salón como si fueran un objeto más de decoración.

"Las pantallas de plasma no pueden hacerse tan delgadas como las LEDs y a la gente le gusta comprar televisiones con diseño a la moda", afirma Kypreos.

Y hoy la moda no es solamente las pantallas ultralim, sino también curvas y con resolución 4k.

"Es muy complicado hacer (UHD) plasmas, y la ultra definición es el futuro de los televisores grandes", recalca el experto, asegurando que lamentablemente " las pantallas de plasma han sido, simplemente, superadas por otras tecnologías" que ofrecen más libertad en el diseño a los fabricantes.

Por ejemplo, Samsung está volcando sus esfuerzos en la televisores de pantalla curva de ultra alta definición (en inglés: ultra-high-definition o UHD).

Y LG que aún mantiene su compromiso con el plasma ha hecho de la tecnología OLED 4K su bandera para diferenciarse de sus competidores

Y en la presente edición de IFA vimos que si el 3D fue una moda pasajera o de transición entre los fabricantes, el 4K hoy en versión plana y en el futuro curva serán los estándares del mercado.

Hasta que llegue ese momento, los actuales televisores de plasma aún siguen siendo una buena opción de compra ya que se encuentran a precios muy económicos… pero en poco tiempo quedarán totalmente desfasados de las tendencias del mercado.