Samsung presenta en España sus primeros discos de memoria sólida


1

Samsung ha presentado en España su línea de Discos de Memoria Sólida (SSD). Se trata de la Serie 470 y la Serie 830, unidades de memoria sólida que se introducen en el cuerpo del ordenador o del portátil y mejoran los tiempos de arranque. Los discos prometen un silencio total en funcionamiento y dotan al equipo de una mayor eficiencia energética.

Los nuevos SSD incorporan una interfaz de alto rendimiento Serial ATA 2.0 para la Serie 470 y Serial ATA 3.0 para la Serie 830, que las convierte en una opción interesante para usuarios que deseen obtener gran rendimiento sin necesidad de adquirir un nuevo ordenador de sobremesa.

Los discos de memoria sólida no contienen componentes móviles, ya que el almacenamiento depende de módulos de memoria ‘flash’ NAND de última generación para el almacenamiento de datos. Estos módulos sustituyen a los platos giratorios que componen las unidades de disco duro tradicionales. Esto supone, según la compañía, un rendimiento mucho más alto, un menor consumo de energía y una emisión de calor más baja, así como una mayor resistencia sin riesgos de rotura del disco duro.

Estos dispositivos prometen contribuir a reducir el consumo energético y a acelerar los sistemas informáticos en que se instalan. De esta forma, se reducen drásticamente los tiempos de arranque en un ordenador portátil.

El controlador, además, analiza la frecuencia de uso y las preferencias del usuario para activar automáticamente el “modo de baja potencia”. Un modo que amplía el uso de la batería alrededor de una hora y media más, según explica Samsung.

Al carecer de componentes móviles, estos SSD “apenas generan ruido o calor al funcionar” y ofrecen una “gran resistencia” a impactos y vibraciones, lo que redunda en una mayor seguridad de los datos frente a posibles pérdidas.

Además de las ventajas intrínsecas de un SSD, la nueva Storage Technology de Samsung permite disponer de un rendimiento superior en entornos multitarea sin que sus prestaciones se reduzcan con el uso.

Gracias a los chips MLC (Multi Level-Cell) de memoria ‘flash’ NAND de Samsung, estos SSD alcanzan velocidades máximas de lectura de 250 MB por segundo y de escritura de 220 MB por segundo. Con respecto a un disco duro mecánico, representan una mejora de 120 veces la velocidad de lectura y de 30 veces en escritura

Por otro lado, gracias al controlador integrado MAX de tres núcleos y 256 MB de memoria RAM DDR2, los tiempos de respuesta y la agilidad en entornos multitarea aumentan significativamente. Así, se podrán ejecutar aplicaciones que gestionen grandes volúmenes de datos o jugar reduciendo drásticamente los tiempos de espera y, en general, realizar múltiples tareas de forma simultánea.

Los módulos de almacenamiento ‘flash’ también son compatibles con voltajes de entrada/salida reducidos, de 1,8 voltios, con lo que se obtiene un mayor ahorro energético.

Los discos SSD tienen 9.5 milímetros de grosor, 68 gramos de peso y formato de 2,5 pulgadas, pensado como un diseño ligero y fácil de transportar. Estos discos incluyen además el paquete de software SSD Magician Tool. Este software incluye una herramienta de optimización del rendimiento y otra de actualización de ‘firmware’ basada en DOS, que incorpora notificaciones automatizadas.

Las primeras unidades de SSD de la Serie 470 de Samsung ya están disponibles en España a un precio de 149 euros para el modelo de 64 Gb, y de 279 euros para el de 128 Gb.

En cuanto al SSD de la Serie 830, estará disponible a partir de octubre en capacidad de 64, 128, 256 y 512 Gb con los nuevos software Samsung Magician y Norton Ghost, que reduce hasta un 75 por ciento el tiempo de actualización de una SSD. La versión destinada a los ordenadores portátiles ‘notebooks’ incluye, además, un cable adaptador de USB a SATA.