Se celebra en Tokio la primera «boda» de una pareja de robots


boda-robots

El vínculo fue celebrado entre un autómata fabricado con chatarra y su compañera humanoide, que lucía un vestido diseñado especialmente para la ocasión.

Un  particular "matrimonio" celebrado este sábado en Tokio buscó transformarse en la primera unión de este tipo entre una pareja de robots, en una ceremonia donde no faltó ningún detalle, desde la torta hasta el beso.

Al menos  a primera vista, el vínculo parece una historia de amor entre dos mundos diferentes. El novio, llamado Foris, es un aparato fabricado con chatarra y su cabeza es una cubeta, mientras su prometida es un androide de diseño inspirado en la famosa cantante nipona  Yuki Kashiwagi.

No obstante, el contrayente también tiene su fama, pues se hizo conocido en un popular comercial difundido en ese país.

La particular novia lució un vestido diseñado especialmente para la ocasión.

La boda fue oficiada por el robot "Pepper", desarrollado por la empresa Softbank, que es capaz de reconocer emociones y hoy trabaja para la marca Nescafé en Japón.

La ceremonia se llevó a cabo este sábado en el restaurante Aoyama Cay de Tokio. Los asistentes tuvieron que pagar una entrada de 10.000 yenes japoneses, equivalentes a 51 mil pesos chilenos, y la lista contenía 100 invitados.