Sonos Boost, tamaño diminuto, conexión gigantesca.


sonos-boost

La última gran incorporación a la familia SONOS ha sido diseñada para aportar una conexión inalámbrica potente y segura en determinados hogares en los que la señal de la red Wi-Fi no es suficiente. Un dispositivo capaz de mejorar el rendimiento hasta niveles empresariales para que el usuario disfrute de una reproducción de audio con calidad Hi-Fi y sin interrupciones. 

Sonos Boost es un accesorio concebido para conectarse al router del usuario y mejorar el rendimiento del sistema SONOS en hogares donde la red Wi-Fi no es muy potente. En este sentido, ofrece una potencia hasta dos veces mayor que el BRIDGE o, lo que es lo mismo, equivalente a la señal de una red empresarial.

¿Qué diferencia a SONOS Boost?

Entre sus principales características, SONOS Boost destaca por neutralizar las interferencias de los dispositivos inalámbricos que pueden afectar a la red doméstica como, por ejemplo, teléfonos inalámbricos, dispositivos de vigilancia para bebés y otros electrodomésticos.

Además, está provisto de tres antenas inalámbricas que transmiten las señales a 360 grados a través de las paredes y el techo para proporcionar una cobertura perfecta en toda la casa, incluso en las habitaciones más apartadas.

Por otra parte, y debido a sus características anteriores, este dispositivo es perfecto para convertirse en el centro neurálgico de un sistema de cine en casa (3.1 ó 5.1) en el que la barra de sonido PLAYBAR y el subwoofer SUB se conectan de forma inalámbrica al resto de altavoces SONOS. Al crearse una red específica para todo el sistema, se garantiza una latencia increíblemente baja entre la barra, el subwoofer y los altavoces, lo que evita fallos de sincronización entre los labios y el sonido al disfrutar de películas o programas de televisión.

¿Por qué crear una red SONOS en casa?

Aunque se disponga de una red Wi-FI en casa, a veces la señal es insuficiente para llegar a determinados espacios o, simplemente, se concentran demasiados dispositivos inalámbricos para una misma red.

Cuando esto ocurre, el usuario tiene la opción de crear una red inalámbrica dedicada y exclusiva de SONOS con tan sólo instalar un dispositivo Boost. En concreto, este dispositivo genera una red de malla fiable en un canal inalámbrico separado, lo que significa que los altavoces de la firma no tienen que comunicarse con el router Wi-Fi directamente, sino que pueden conectarse directamente a un reproductor SONOS cercano.

De esta forma, se amplía el alcance del sistema y se garantiza una óptima conectividad, lo que repercute en la reproducción de la música inalámbrica sin interrupciones y con calidad Hi-FI.

Gestión rápida, control a distancia

De sencilla instalación y configuración, SONOS Boost puede ser controlado, al igual que el resto de equipos de la firma, mediante la aplicación gratuita Sonos Controller, disponible para los dispositivos con sistema operativo Android o iOS, Mac y PC. Gracias a ella,  es posible acceder a los archivos de sonido desde cualquier tipo de fuente musical, incluyendo plataformas on line como, por ejemplo, Spotify, Aupeo, Deezer, etc.

Finalmente, el control de determinadas funciones como subir o bajar el volumen, seleccionar una pista, decidir si se quiere escuchar música en una habitación concreta o por toda la casa, se puede realizar cómodamente desde un ordenador, un smartphone o una tableta.

PVPR Sonos Boost: 99 euros (IVA incluido)