Sony presenta su nueva compacta con conexión NFC y WiFi


Sony NEX-5T

Sony ha presentado su nueva compacta sin espejo, la NEX-5T. Este modelo llegará al mercado con muy pocos cambios respecto a su predecesora NEX-5R. La actualización más significativa es su conectividad con NFC y WiFi, lo que le permitirá ser una gran compañera del ‘smartphone’ al poder conectarse a su red de Internet.

La conectividad WiFi del modelo 5R al que sucede esta sin espejo se complementa con NFC para facilitar el intercambio de archivos con ‘smartphones‘, especialmente los de Sony. Así los usuarios podrán transferir fotografías y vídeos a su teléfono o ‘tablet’ con solo pulsar un botón. Se podrán subir automáticamente fotos a Flickr cuando la cámara detecte una conexión WiFi o controlar la cámara desde el ‘smartphone’. Ahora,Smart Remote Control, añade control de enfoque automático desde la pantalla táctil del teléfono.

La nueva NEX-5T cuenta con el sensor CMOS Exmor APS HD de 16,1 megapíxeles. El sistema de enfoque, de tipo híbrido, combina el enfoque automático con detección de fase para ser veloz (99 puntos) con el de detección de contraste para la precisión (25 puntos). Eso sí, la estabilización no va incluida en el cuerpo y hay que recurrir a la de los objetivos.

A nivel técnico, la sensibilidad máxima es de hasta 25600 ISO.La ráfaga es de 3 fotos por segundo en modo normal y hasta 10 cuando se dispara con prioridad a la velocidad. El modo de grabación de vídeo tiene una capacidad máxima de captura de 1080p a 60 FPS y el software interno sigue ofreciendo compatibilidad con las aplicaciones Play Memories.

Otros añadidos que incorpora la cámara son la pantalla de visualización de la parte trasera capaz de rotar hasta 180 grados, con un tamaño de 3 pulgadas, táctil y con una resolución de 921.600 puntos. La Sony NEX-5T incluye también el encuadre de retrato automático, así como un nivel de burbuja digital para que los horizontes sean rectos siempre que el usuario así lo desee.

La NEX-5T estará disponible el próximo mes de septiembre en colores blanco, negro y plateado. Además, llegará acompañada de numerosos accesorios (fundas, cargadores, baterías y hasta protectores para la pantalla). La cámara ya puede reservarse por un precio de 699 euros con el kit estándar (16-50 mm). Por 250 euros más los usuarios pueden adquirir la cámara con la lente de zoom estándar y la lente telescópica.