Wand Kymera, el mando universal a golpe de varita


image

 

Un nuevo concepto de mando universal con el que es posible controlar cualquier producto que emplee mando a distancia por infrarrojos. Sin teclas ni botones, Wand Kymera es un original mando de sencillo manejo que puede programar hasta trece códigos de otros mandos mediante infrarrojos y ejecutarlos a través de trece gestos o movimientos predeterminados. De hecho, cualquier tecla del mando puede asociarse a uno de los trece gestos.

Nada más sacarla de la caja se encuentra por defecto en “modo práctica”. Al sostenerla, el usuario percibirá un número específico de latidos para cada gesto o movimiento que haga. De aquí es imprescindible pasar al modo de aprendizaje en el que la varita asociará cada movimiento que se realice a una función determinada. Así, por ejemplo, el acto de subir o bajar el volumen se podrá asociar con las rotaciones a derecha e izquierda, respectivamente. Mientras, los toques cortos hacia arriba y hacia abajo y de izquierda y derecha se podrán utilizar para cambiar de canal, moverse por los menús, abrir el teletexto o cualquier otra función asociada a un mando a distancia.

Para despertarla, tan sólo es necesario levantarla, ponerla en horizontal y agitarla. Wand Kymera emitirá tres latidos, indicativo de que está preparada para empezar a hacer “magia”. Por el contrario, cuando lleva un tiempo sin ser utilizada cae en un profundo sueño o, dicho de otra forma, entra automáticamente en “modo reposo”.

Wand Kymera se presenta en una caya cuyo exterior posee los relieves propios de la piel de dragón. Su interior se encuentra forrado de una tela similar al brocado de seda china con dragones dorados bordados sobre fondo rojo. En ella, además de la varita, se encuentra un original manual de instrucciones impreso en un símil a pergamino antiguo.

Finalmente, para su funcionamiento precisa de dos pilas alcalinas tipo AAA que vienen incluidas.

PVP (IVA incluido): 59,90 euros