10 consejos para sacar el máximo partido a tu smartphone


movil-fotos

¿Tu batería dura pocas horas? ¿Te falta espacio para almacenar tus fotografías? ¿Perdiste tu smartphone?  Te aportamos unos sencillos consejos para cuidar  tu teléfono inteligente y también tu bolsillo.

El uso de los dispositivos móviles avanza sin freno para convertirse en la principal plataforma de comunicación y entretenimiento del mercado. El producto más vendido, los teléfonos inteligentes, son aparatos avanzados que, desgraciadamente, no aprovechamos en su máximo potencial.

1. Desactiva las conexiones que no utilices

Una de las principales razones para que la batería de tu celular se descargue varias horas antes del final del día es el número de conexiones que tienes activadas y que no estas usando.

Por ejemplo, Wifi es un gran consumidor de energía pero útil cuando lo utilizamos para conectarnos a Internet, descargar datos, etc. Desactivalo cuando salgas de su radio de acción.

Lo mismo sucede con Bluetooth. Al igual que con el Wifi busca conexiones e intenta establecer contactos con otros dispositivos…. algo inútil si no deseamos transmitir información.

El GPS es otro gran consumidor de energía y para que nos sirve cuando estamos en nuestra casa, en la oficina o andamos por aquellos lugares que conocemos.

2. ¿Vibra tu móvil con cada nueva notificación o llamada?.

Quizás para esto último te resulte útil… pero si tienes muchos amigos en las redes sociales o recibes decenas de correos a la hora, estas malgastando una cantidad de energía innecesaria que luego quizás precises.

3. Y como brilla mi pantalla

Nada mejor para demostrar a tus amigos la calidad de la pantalla de tu móvil que tenerla con el brillo al máximo aunque esto suponga otro despilfarro de energía.

Regular el brillo de la pantalla no solo economiza la batería de tu teléfono, sino también disminuye el daño que el brillo de tu dispositivo causa en tus ojos. Haz que tu pantalla brille al máximo sólo cuando estás bajo el rayo del sol y ajústala en espacios cerrados con poca luz. No mantengas el fulgor de tu teléfono al máximo; ahorra batería, prolonga la vida de tu equipo y cuida tus ojos.

4. Economiza los datos móviles

No solamente ahorraras energía sino también dinero. Si estas en una zona de influencia de tu red Wifi o en un establecimiento que te la ofrezca gratis, aprovéchalo y desactiva los datos móviles.

También es aconsejable desactivar los datos móviles cuando estés en una zona con mala cobertura ya que el móvil intentará desesperadamente conectarse a la red consumiendo gran cantidad de energía.

5. Roaming

Si vas al extranjero cuidado con el móvil. No solamente las llamadas son más caras sino también el consumo de datos. Cuando pases la frontera es aconsejable desactivar los datos móviles y más si tienes sincronizado el correo y las cuentas de redes sociales.

6. Cierra las aplicaciones que no utilices

Apretando el botón de inicio no estamos cerrando las aplicaciones sino que llanamente estas continúan ejecutándose en segundo plano y por lo tanto consumiendo energía, procesador y también datos.

Utiliza el gestor de aplicaciones para cerrar debidamente aquellas aplicaciones que no estés utilizando y veras como el terminal anda algo más fluido.

7. Carga el móvil hasta el 100% y no al 500%.

Un teléfono inteligente moderno llena la carga de su batería en pocas horas, lo que lo deja conectado a la corriente eléctrica el resto de la noche. Esto podría ser peligroso pues existe el riesgo de una falla eléctrica y disminuye la vida de la batería de tu teléfono.

Intenta cargar tu teléfono antes de dormir y desconectarlo justo en el momento en que la carga llega al 100%. No lo dejes más tiempo pues si la batería completamente llena sigue recibiendo electricidad, los químicos que la almacenan se gastan más rápido, reduciendo su vida útil.

8. Una temperatura adecuada es la ideal, ni mucho frio y menos mucho calor.

Las baterías de los teléfonos inteligentes no funcionan bien si las mantienes bajo el rayo del sol. Evita mantener tu smartphone cerca de una fuente de calor.

Las baterías de litio ionizado de la mayoría de los dispositivos móviles funcionan a base de reacciones químicas que almacenan electricidad. Estos compuestos internos no funcionan bien en temperaturas altas; considera esto la próxima vez que dejes tu teléfono al sol o cerca de una fuente de calor.

Mantén tu smartphone en un lugar fresco.

9. ¡Me quede sin espacio!.

Los nuevos móviles cuentan con potentes cámaras que graban videos o hacen fotografías a resoluciones de 4, 8, 13, 20 e incluso 40 mpx. Son impresionantes pero también consumen un gran espacio en nuestro almacenamiento interno.

Además, ten en cuenta que si vas a hacer una foto para mandarla Twitter, Facebook o Instagram desde el propio móvil si utilizas esta capacidad vas a tardar un montón de tiempo además de gastar una gran cantidad de datos móviles .

Elige la mejor resolución para el fin a la que vas a destinar la foto y evita gastar más (espacio, datos móviles, tiempo…) en aquellas que vas a compartir en redes social a WhatsApp, por ejemplo.

10. Administra el almacenamiento de manera conveniente.

¿Tienes una poderosa memoria extraíble de 16 GB en tu teléfono? Cuida su contenido. Uno de los hábitos más distribuidos entre los usuarios de smartphones es almacenar cientos de imágenes, videos y vines en su teléfono durante años, una práctica peligrosa que podría resultar en la pérdida total de ese material.

Lo más recomendable es migrar todo el contenido de tu memoria a una computadora para contar con un respaldo de todo el material que ésta contenga por lo menos cuatro veces al año. La migración constante de este contenido mantiene tu teléfono libre de fotos y videos que podrían caer en las manos equivocadas en caso de extravío.

No confíes completamente en la memoria de tu teléfono. Las tarjetas de memoria que estos utilizan pueden estropearse permanentemente si se extraen accidentalmente o si sufren un daño importante.