40 años de la primera llamada móvil


dynatac-motorola

 

15 años de investigación y una inversión de 150 millones de dólares dieron comienzo en 1973 a unas de las revoluciones más importantes de la comunicación personal, el teléfono móvil.

 

Angel Cortés – El padre de la criatura fue Martin Cooper, un ejecutivo de Motorola, quien en ese año presento al mundo el DynaTAC 800OX, el primero de los terminales fabricado por Motorola y que unos años más tarde, en 1990, volvería a sorprender al mundo con el famoso Microtac.

Una historia que cambio el mundo

La historia del DynaTAC se remonta a diez años antes, exactamente el 3 de abril de 1973 cuando se realiza la primera conversación telefónica con éxito utilizando un terminal portátil. Martin Cooper fue el autor de la llamada a Joel Engel, un alto ejecutivo de Bell Labs.

La revista norteamericana Popular Science, testigo privilegiado de la historia, narraba en aquellos tiempos el funcionamiento de la primera terminal “Por un segundo, el teléfono – un nuevo tipo portable computarizado y del tamaño de un walkie-talkie – se conectó inaudiblemente con una computadora instalada en otro edificio. Luego se escuchó un tono telefónico familiar, y comenzó el marcado de los números, lo que permitió completar la llamada”. De esta manera, Martin Cooper pasó a la historia como el autor de la primera llamada desde un teléfono celular móvil.

martin cooperMartin Cooper

Pero no fue hasta 1983 que el histórico DynaTAC obtuvo la licencia comercial y salió al mercado. Ese mismo año se monta el primer sistema celular, uniendo las ciudades de Washington y Baltimore. El funcionamiento de aquella primitiva tecnología celular, resulta sencillo de entender: al utilizar el teléfono la unidad envía una señal a las antenas receptoras instaladas en la zona donde se encontraba el usuario del teléfono. Para aquellos primeros años, cada antena receptora cubría alrededor de 15 manzanas a la redonda. Estos pulsos eran cursados a una central procesadora, la que se encargaba de elegir el mejor canal para concretar la llamada. A medida que el usuario se desplazaba físicamente, la central transportaba la señal de antena en antena, para brindar la continuidad en la charla.

El DynaTAC, un teléfono «portátil» de 780 gramos

El primer terminal móvil que llego al mercado se parece muy poco a los diminutos y ligeros teléfonos móviles actuales.

Con un peso de 780 gramos y unas dimensiones 33 x 9 x 4,5 centímetros llevaron a popularizarlo bajo el nombre de «ladrillo». Fue, además, precursor de una serie de modelos que compartían el mismo diseño, aunque poco a poco fue rebajando el peso y convirtiéndose en más ligero hasta la llegada del ya famoso MicroTac.

El precio del terminal, 3600 dólares, lo convirtió en un objeto de lujo y solo asequible a determinadas esferas sociales, aún a pesar de su diseño y peso.

Desde entonces el uso de este teléfono comenzó a ser regular incluso en las películas, por ejemplo en filmes reconocidos como «Wall Street», cuando el personaje Gordon Gekko (personificado por Michael Douglas), utiliza este equipo para llamar desde la playa, y en «American Psycho», cuando Patrick Bateman (Christian Bale), utiliza el celular para realizar una reserva falsa en un restaurante.

Ahora los terminales móviles son sumamente comunes, y si bien aún existen modelos de alto rango, cada vez más personas tienen acceso a esta tecnología, que desde esa única llamada ya se ha vuelto parte fundamental de nuestro día a día.