6000 soldados componen el ejercito cibernético norcoreano


Kim Jong Un

Durante años, Corea del Norte ha financiado una sofisticada célula especializada en guerras cibernéticas llamada Agencia 121

El "ejército cibernético" norcoreano aumentó a seis mil efectivos, dijo el martes el Ministerio de Defensa de Corea del Sur, el doble de una estimación hecha por Seúl en 2013.

La nueva cifra, divulgada en un documento del ministerio, se da a conocer después de que Estados Unidos, un aliado clave de Corea del Sur, impuso nuevas sanciones contra Pyongyang por un ciberataque contra Sony Pictures Entertainment. Corea del Norte ha negado su participación en el hecho.

Durante años, Corea del Norte ha estado vertiendo recursos en una sofisticada célula especializada en guerras cibernéticas llamada Agencia 121, a cargo de la oficina de inteligencia de las fuerzas armadas y liderada por algunos de los expertos en informática más talentosos del país. Su objetivo a largo plazo podría ser alcanzar las redes de telecomunicaciones y de energía de naciones rivales, dijeron desertores del aislado Estado asiático.

"Corea del Norte está dirigiendo actualmente su fuerza de trabajo de seis mil (miembros) para llevar a cabo una guerra cibernética y provocar una parálisis física y psicológica dentro de Corea del Sur, causando problemas a las operaciones militares y la infraestructura nacional", dijo el ministerio surcoreano.

Corea del Norte ha negado su participación en el reciente ataque informático contra Sony Pictures, el estudio que distribuye la comedia "The Interview" , que muestra un plan de asesinato contra el líder Kim Jong Un.

Pyongyang criticó duramente las nuevas sanciones de Estados Unidos, a las que calificó como políticas hostiles y represivas. También se sospecha que Corea del Norte ha llevado a cabo una serie de ataques cibernéticos contra su vecino del sur.

En 2013, Corea del Sur culpó a Pyongyang por una serie de ciberataques que congelaron por días los sistemas informáticos de sus bancos y los medios de radiodifusión. Ambos países están técnicamente en conflicto hace más de seis décadas, desde que la Guerra de Corea terminó con un armisticio y no con un tratado de paz.