A pesar del optimismo público de Microsoft, las ventas de Windows 8 podrían estar por debajo de las previsiones


windows8

Fuentes dentro de la empresa indican que las ventas del nuevo sistema operativo sería menor al esperado, y que la responsabilidad sería de los fabricantes de equipos informáticos.

 

El masivo empuje publicitario de Microsoft para el lanzamiento de Windows 8 no estaría teniendo los efectos deseados, según publicó el periodista Paul Thorrott, conocido experto en la situación de la compañía de Steve Ballmer.

Según publicó en su portal Supersite for Windows, el comentario general al interior de la compañía es que el nuevo sistema operativo no estaría cumpliendo las expectativas de venta, calificando su rendimiento como "decepcionante".

En Microsoft culpan de esta situación a los fabricantes de ordenadores cuyas ventas de equipos viven uno de los peores momentos de la historia. Según esas mismas fuentes, la situación es muy compleja con un mercado abarrotado de ofertas de equipos con versiones anteriores de Windows compartiendo espacio con los nuevos PCs y portátiles con Windows 8, más caros.  También influiría la falta de tablets ya que a pesar de los grandes anuncios, los fabricantes mantienen una posición tímida entregando pocas unidades a fin de no aumentar el stock de unidades.

Este último hecho ya era temido por Microsoft y fue lo que provocó que el gigante lanzará su propio tablet con RT a fin de animar el mercado y a sus socios a apostar por este segmento de cara a la campaña navideña.  No hay que olvidar que esos mismos fabricantes ya tienen en el mercado distintos tablets basados en Android que también quieren vender y que en esos momentos su estrategia es de “verlas venir” en lugar de apostar firmemente por un sistema u otro.

Por último y no menos importante cierta desconfianza entre los sectores empresariales de migrar a Windows 8 tras comprobar el enorme trabajo que supondrá instalar este sistema operativo en aquellos equipos que cuenten con Windows Vista o XP.