Alemania, turismo automovilístico


Dresde, Leipzig o Sttutgart son ciudades que entraron en las rutas turísticas gracias al último mundial de Fútbol. Ahora sus museos automovilísticos han conseguido que amantes de la arquitectura y los automóviles tenga más de una razón para visitarlas y descubrirlas.

Igor Galo. – Bremen, Sttutgart o Leipzig no han sido ciudades que llamen la atención del turista promedio. A no ser que el viajero esté interesado en los automóviles, en cuyo caso estas tres ciudades alemana sede de firmas como BMW, Volkswagen, Mercedes y Porsche serás destino obligatorios. Especialmente desde que en los últimos años, se construyeran imponen factoría-museos que permiten a los visitantes ver como se fabrican en directo, además de conocer su historia.

BMW, Porsche, Volkswagen y Mercedes no solo han conseguido convertir Alemania en sinónimo de lujo y calidad. Estas firmas han construido en sus ciudades de origen verdaderos museos de la historia del automóvil que destacan tanto por su contenido como por el modernista diseño de los edificios que lo albergan. Más de un millón de turistas amantes de la arquitectura y lo automóviles, las visitan cada día. Y Porsche estrenará su nueva sede los próximos meses en Sttutgart.

La Catedral Transparente de Volkswagen. Junto con las iglesias y museos de la histórica Dresde, la catedral de cristal que Volksvagen ha levantado en la ciudad se ha convertido en otra de su referencia, sin duda en una de las más visitadas.

Desde 2002, cuando el edificio del estudio Henn Architekten se levantó, se fabrican en esta sede el modelo Peatón el modelo de la firma que compite en el segmento de lujo con otros automóviles como Mercedes. Mucho llama también la atención su torre de cristal de 40 metros que funciona de almacén-parking para los automóviles que salen de esta factoría, a modo de futurista almacén.

La factoría-museo, que recibe el nombre de factoría transparente, se puede conocer virtualmente desde la dirección www.glaesernemanufaktur.de.

Físicamente se puede hacer de lunes a sábado de 9 de la mañana a 8 de la noche por un precio de 4 euros por persona o 90 euros por grupo de hasta 25 personas, incluyendo la visita futuristas espacio, visión de la parte final del ensamblaje del Phaeaton y de los modernos sistema de transporte de pieza y automóviles por imanes.

Museo Porsche. En la ciudad germana de Stuttgard todo suena a automóviles, no en vano aquí nacieron los Porsche a los que se les ha dedicado una plaza, la Porscheplatz. No es extraño, por lo tanto que la ciudad le haya dedicado un museo a esta firma, que se puede visitar de 9 a 4 todos los días de forma gratuita).

Esta exposición en el que se van rotando medio centenar de modelo exclusivos y que recibe casi 100.000 visitantes al año, una cifra que se doblará en 2008 cuando se abra el nuevo museo Porsche de 5.000 metros cuadrados. Un edificio futurista que recuerda a una enorme monolito suspendido en el aire, que se esta construyendo con un coste de 50 millones de euros o 65 millones de dólares. El nuevo espacio también permitirá aumentar hasta 100 los modelos de automóviles expuestos.

Mercedes también en Sttutgart. Sin salir de la ciudad, es posible visitar otro de los centros mundiales de interés para los amantes de motor. El Museo Mercedes Benz donde, entre otra piezas, están automóviles que fueron utilizado por el emperador japonés Hirohito o Diana de Gales.

El edificio, interesante tanto por su arquitectura como por su contenidos, tiene 16.000 metros cuadrados es visitados por más de 500.000 personas al año que pagan 8 euros o unos 10 dólares por ver los automóviles desde todos los puntos de vista posible tanto en sus salas Leyenda donde están los modelos más importante de la historia de la marca como los de la sala Colección donde se muestran los Mercedes utilizados por personajes ilustres.

En Leipzig el protagonismo es para BMW. El mundo germano del automóvil no estaría completo, sin embargo, sin el edificio espectáculo-museo creado en Leipzig por la arquitecta iraní Zaha Hadid, la primera mujer en recibir el Premio Pritzker, el Oscar de la arquitectura. Inaugurado en 2005 el museo es además un centro donde cada día se ensamblan 570 unidades, que forma parte del espectáculo gracias a los espacios diáfanos y unión de espacios de visita y productivo . Las visitas guiadas se realizan en inglés o alemán de lunes a viernes con seis sesiones cada día.

Un circuito turístico por Alemania en torno al automóvil que se completa en el parque temático Autostad en Volksburg. 25 hectáreas del grupo Volkswagen donde se puede ir a recibir un automóvil, ver como se construye y visitar las fases de una factoría de este timo.