Anonymous afirma que el lector de huellas del iPhone 5s envía datos a la NSA


iphne-touch-id

Lo que muchas personas se preguntaron tras el lanzamiento del iPhone 5s es la principal acusación de un nuevo video publicado por Anonymous: quién recibe la información del lector de huellas dactilares "TouchID" del nuevo teléfono. Según la agrupación de activistas online Apple envía los datos a la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA).

El video ocupa varios argumentos para hacer la acusación, aunque ninguno de ellos se relaciona directamente al funcionamiento del teléfono. Por ejemplo, se revela que Authentec, la empresa de biométrica que Apple compró el año pasado y cuya tecnología es la base de TouchID, tenía como director a Robert E. Grady, parte del Carlyle Group y miembro importante de la administración de George W. Bush.

Otro detalle es la relación de Apple con el FBI, la CIA y la NSA, alegando que el directorio de Authentec habría "bloqueado" otros intentos de compra de terceros, para sólo permitir una comprar desde la empresa de Tim Cook.

El clip también hace referencia a documentos que dicen que la CIA, junto a la compañía contratista ManTech, empezó en 2010 el trabajo para establecer una base de datos de información biométrica, para ser usada en seguridad e incluso en el campo de batalla durante potenciales guerras.

La duda de la privacidad fue una de las más escuchadas en los días posteriores al evento de Apple, debido al revuelo generado por las filtraciones de Edward Snowden sobre PRISM y la vigilancia de la NSA. En la oportunidad, Apple indicó que el lector TouchID sólo funciona a nivel local, es decir, la información de las huellas es guardada en el teléfono y no es enviada a servidores de la compañía.

Esto mismo limita las opciones de uso de la herramienta: sólo se puede utilizar para desbloquear la pantalla y para comprar aplicaciones u otro archivo multimedia desde iTunes (el iPhone asocia la cuenta de Apple con la huella almacenada en el teléfono). Por ahora Apple no ha dado luces de abrir el uso del lector de huellas a terceros.