Aplicación convierte smartphones en dispositivos «aptos para niños»


 

image

El año pasado, Q Beck y un grupo de amigos crearon Famigo.com, un sitio web dedicado a la evaluación y recomendación de aplicaciones para niños.

 

Su sistema, respaldado por asociaciones de padres en Estados Unidos y publicado en medios en todo el mundo, clasifica los distintos programas según la edad de su usuario objetivo, si es un juego de aventuras o de ingenio, entre otras, y además entrega links para poder descargarlos. Es una guía de aplicaciones para niños hecha por padres.

En noviembre de 2011 ampliaron el alcance del sitio lanzando "Famigo Sandbox", una aplicación para Android que es promocionada como "un nuevo entorno para el smartphone". Al abrir el software, la aplicación llena la pantalla y se vuelve una nueva pantalla de inicio, pensada especialmente para ser usado por niños. Sandbox ha sido un éxito, y desde hace dos semanas está disponible en español, gratis, bajo el nombre "Famigo Área de Juego".

"Famigo hace que el teléfono sea para niños, mostrando los juegos que ya tiene el celular y entregando recomendaciones en base a lo que usa y unos datos que pedimos al usarla por primera vez, como por ejemplo su edad", cuenta Q Beck a Emol.

Para las recomendaciones, "Área de Juego" usa la base de datos de Famigo, con miles de aplicaciones evaluadas, y también las cifras de uso de los programas de los usuarios de Sandbox. Es decir, si una aplicación es muy descargada por los usuarios del software, tendrá más recomendaciones.

Pero no todo depende de la popularidad, ya que, siendo fieles a su compromiso con los padres, todas las aplicaciones de Famigo son revisadas por un miembro del equipo. "Hemos notado que es un paso muy importante. La gente quiere recomendaciones de otras personas, de otros padres, no de una máquina", asegura Beck.

Desde el lanzamiento de "Área de Juego", la aplicación ha escalado rápidamente en la cada vez más llena tiendaGoogle Play. Ya está dentro de las 200 más descargadas en Chile, México y Argentina, sin que hayan hecho un lanzamiento o alguna campaña promocional.

Seguridad para los padres

El software de Famigo tiene otras características que lo hacen ideal para ser usado por niños. Para prevenir cualquier problema en el teléfono al ser usado por menores, Sandbox bloquea las compras dentro de aplicaciones, las llamadas, el uso del navegador y también la edición de contactos.

Según Q Beck, la elección del español como el primer idioma alternativo en Sandbox fue simple. "Son un mercado muy grande, y aquí en Estados Unidos cada vez más gente habla español. Es una población muy grande y hasta ahora muy desatendida". Si bien muchas de las aplicaciones que recomiendan no tienen versiones en español, según Q "las aplicaciones suelen ser para niños que todavía no saben leer o donde el lenguaje escrito no tiene un rol preponderante. Por lo mismo, en nuestras pruebas notamos que el hecho de que estén en inglés no es un problema para su uso".