ASUS presenta la tarjeta gráfica pasiva más eficiente del mercado


image

La nueva gráfica HD 6770 DirectCU Silent incorpora un sistema de refrigeración revolucionario que permite disfrutar de juegos y contenidos multimedia sin añadir ningún ruido

Asus ha desarrollado la gráfica HD 6770 DirectCU Silent, que incluye una tecnología de disipación que rebaja la temperatura un 16%* respecto a otros diseños y sin añadir ruido alguno. Además, esta gráfica ofrece un rendimiento extraordinario para juegos y multimedia.
 
  La tecnología DirectCU cuenta con unos conductos disipadores dispuestos en contacto directo con la GPU que permiten disipar la temperatura de un modo más rápido y eficiente. Antes de diseñar la HD 6770, ASUS ya había aplicado esta tecnología a los modelos de gráfica GT 430, GT 440, GTS 450 y HD 6670.

Mediante un intrincado procesado de materiales y un inteligente diseño de los moldes de los disipadores, los ingenieros de ASUS han conseguido crear unos disipadores con una superficie hasta un 95%* mayor, lo que permite rebajar la temperatura un 16%* respecto a las gráficas pasivas convencionales y resulta en un rendimiento más estable y una prolongación de la vida útil del sistema.

Por su parte la presencia de la tecnología  Super Alloy Power  desarrollada por ASUS, consiste en el empaste de los componentes a cargo de alimentación con un compuesto fabricado con una aleación especial que ofrece una resistencia mayor contra altas temperaturas. Los componentes Super Alloy Power ofrecen un funcionamiento un 15%* más rápido, un mayor margen para overclocking y una vida útil 2.5 veces* más larga.
Refrigeración y estabilidad para juegos

La gráfica ASUS HD 6770 DirectCU Silent es compatible con DirectX® 11, cuenta con 800 procesadores stream, 40 unidades de textura y 1GB de memoria video GDDR5. Esto supone una capacidad sobrada para disfrutar de juegos HD con los detalles y efectos en una configuración media-alta, lo que nunca antes había estado al alcance de una gráfica pasiva.

En detalle

Los disipadores incorporan una superficie hasta un 95%* mayor que el diseño de referencia, lo que asegura una disipación más rápida de la temperatura.
Los componentes Super Alloy Power ofrecen un funcionamiento un 15%* más rápido, un mayor margen para overclocking y una vida útil 2.5 veces* más larga.
La HD 6770 DirectCU Silent incorpora 1GB de memoria video GDDR5 para disfrutar de juegos en HD con casi todos los detalles activos.
PVP: 149€