Bancos italianos quieren oferta conjunta de Telefónica con empresa local para Telecom Italia


Los bancos Intesa Sanpaolo y Mediobanca tienen la vista puesta en Telefónica y buscan una empresa nacional para hacer una oferta políticamente aceptable por Telecom Italia, dijo una fuente el sábado.

Los temores sobre un control extranjero de Telecom, expresados por el primer ministro Romano Prodi entre otros, hizo que la compañía telefónica estadounidense AT&T cejara en su interés por controlar el accionariado de Olimpia que el conglomerado Pirelli ha puesto a la venta.

Una fuente cercana a la operación dijo que dos bancos italianos, con el respaldo de la aseguradora Generali, había elegido a Telefónica como socio extranjero y que estaban buscando un aliado italiano industrial para hacer una oferta.

«Mediobanca e Intesa están trabajando juntas con Generali como socio. Hasta ahora han identificado a Telefónica como socio extranjero», dijo la fuente, añadiendo que los bancos estaban dispuestos a encontrar una solución en las próximas una o dos semanas.

El líder de centro-izquierda Romano Prodi ha mantenido la calma sobre la embarazosa posibilidad de una oferta de rescate por Telecom por parte de su enemigo político Silvio Berlusconi, el líder conservador y magnate de los medios a quien Prodi venció en las elecciones del pasado año.

Berlusconi eligió un congreso de un partido de la coalición de Prodi para decir que su empresa de inversión Fininvest y Mediaset, la mayor cadena de Italia, habían recibido la petición de los bancos italianos de ayudar a mantener Telecom en manos nacionales.

«Fininvest dijo que estaba disponible», dijo Berlusconi.

Si cuatro o cinco empresas locales se unen para comprar una participación en Telecom – valorada en unos 44.000 millones de euros – Fininvest «pondrá la misma cantidad sobre la mesa«, dijo.

Fininvest controla Mediaset, que tiene un valor de mercado de unos 9.900 millones de euros.

Pirelli lleva meses intentado vender su paquete mayoritario en Olimpia, que controla Telecom con un 18% de participación. Más de tres aproximaciones de candidatos extranjeros han sido rechazadas en los últimos ocho meses en medio de un clima de oposición política.