Cambio Climático, ¿Una red de mentiras untada con miles de millones de dinero público?


calentamiento global

Polémica tras hackeo a importante centro de investigación del cambio climático. Supuestos correos electrónicos y documentos obtenidos tras hackear un centro de investigación dejarían en evidencia a importantes científicos que estarían manipulando los datos para confirmar su hipótesis del «calentamiento global»

La distribución y publicación online de miles de archivos y correos electrónicos de científicos pertenecientes a la Unidad de Investigación del Clima (CRU en inglés) de la Universidad East Anglia del Reino Unido, ha provocado toda una tormenta en Internet en el que miles de «bloggers» acusan a los científicos de manipulación de datos.

En estos documentos se puede ver como científicos de renombre mundial y financiado por la ONU y otras organizaciones internacionales conspiraban para manipular datos y silenciar a los contrarios a sus teorías.

Bloggers y usuarios de Internet apuntan a que estos científicos forman parte de una conspiración mundial para ofrecer una visión distorsionada de los efectos de la actividad humana en el planeta y justificar así, las subvenciones que reciben y el mantenimiento de todo el entramado «eco-medioambiental» que han constituido y que suma miles de millones de ingresos anuales.

Respuesta más tenue de la ciencia

Las críticas también han llegado al mundo científico aunque publicaciones y organizaciones prefieren bajar el tono de las acusaciones.

Así la prestigiosa revista asegura que en los documentos que ellos han podido revisar no hay mayor evidencia de abusos de datos, sino más bien de esfuerzos por restarle valor a los trabajos realizados por escépticos del tema.

De acuerdo con el artículo publicado en la edición online de la revista explican que la «correspondencia también muestra a los investigadores tratando de evitar el acceso a datos primarios por parte de los críticos, en particular, los datos de temperatura de la UCR. Para ello se justifican afirmando que muchos de los datos reclamados están cubiertos por acuerdos de confidencialidad lo que evita que puedan compartirse o darse a conocer públicamente».

Mientras tanto los críticos exigen que los documentos originales sean publicados y que los científicos respondan a las acusaciones de haber eliminado documentos con datos contrarios a sus teorías o haber modificado los datos para justificarlas.

[tags]Medio Ambiente,Cambio Climático[/tags]