Chrome web Store: un mundo de posibilidades en el navegador


image

Internet Explorer, Firefox y Chrome son los principales contendientes en la lucha de navegadores. Google no quiere limitarse a ser el más popular y espera que Chrome evolucione y se convierta en algo más que un navegador. Para ello ha lanzado una tienda de aplicaciones específica, que animamos a probar por sus posibilidades y repasamos a continuación.

   En las conferencias para desarrolladores que ha realizado Google, la compañía ha dado muestras de su apuesta por Chrome. En primer lugar ha convertido su navegador en un sistema operativo. Los usuarios con 'Chromebooks' tendrán el navegador de Google como centro de operaciones. En segundo lugar, Google ha dado valor a Chrome abriendo al mundo Chrome web Store, con el que las posibilidades del navegador se disparan.

   Google ha sabido valorar el creciente éxito de las tiendas de aplicaciones y lo ha adaptado a su navegador de Internet. El éxito a nivel económico y de contenidos de servicios como iTunes o Android Market han sido la base. Si los usuarios de dispositivos móviles compran contenidos, ¿por qué no van a hacerlo para su navegador de Internet?

   Con esta premisa, Google ha creado un servicio de descargas y venta de contenidos para Chrome. El resultado es un catálogo de aplicaciones, temas, juegos y servicios que por un lado amplían las posibilidades del navegador y por otro abren una nueva vía de negocio para la compañía y los desarrolladores.

   Las posibilidades de este sistema en la actualidad, e incluso pensando en los Chromebooks, pueden hacer que la balanza se decante definitivamente a favor de Chrome en su lucha con el resto de navegadores.

DISEÑO SENCILLO Y EFECTIVO, EN LA LÍNEA DE GOOGLE.

   Los responsables de crear el Chrome web Store han buscado un diseño que facilite la navegación de los usuarios. Para ello han seguido las líneas visuales de Google, apostando por grandes espacios y un fondo blanco que potencia la visibilidad de los contenidos y la sensación de limpieza.

   Además del blanco, el azul es el color elegido para realizar los destacados y diferenciar las distintas secciones de la página. Todo con el aire característico de Google, lo que hace que el produzco se reconozca y los usuarios noten la confianza que suele generar la marca Google.

   La composición de la página de Google Web Store está definida a través de tres bloques o columnas. La de la izquierda cuenta con clasificaciones por categorías, en las que los contenidos han sido clasificados para permitir su rápida localización. En la central, la zona más ancha, se presentan las principales novedades y los contenidos destacados. En la parte derecha, similares a la primera, Google sitúa algunos banners de publicidad y una categoría con contenidos seleccionados por la compañía.

LA ORGANIZACIÓN, OTRA SEÑA DE IDENTIDAD

   Una de las principales críticas que los usuarios y los desarrolladores han hecho del servicio de Android Market, también de Google, es la falta de un orden o clasificación que potencie la visibilidad de contenidos. Google ha tratado de mejorar en este sentido en Chrome Web Store.

   La página presenta clasificaciones generales por tipos de contenidos, entre los que hay: aplicaciones, extensiones, temas y colecciones. Cada una de estas clasificaciones integra subgrupos para potenciar un orden dentro de cada sección y facilitar la búsqueda de contenidos en función de los intereses de los usuarios. Además, dentro de estos subgrupos, también hay diversas opciones.

   Un ejemplo es la clasificación de juegos. Los usuarios pueden instalar juegos y jugar a través del navegador. Para elegir los títulos, los usuarios deben acceder a la categoría Aplicaciones, seleccionar juegos y una vez en esta sección, podrán ver los títulos disponibles organizados por tipos de juegos (acción, RPG o deportes entre otros). Esta organización permite a los usuarios una navegación más exacta y focalizada hacia sus intereses, facilitando las búsquedas y potenciando la promoción de contenidos.

   Un aspecto interesante del sistema de organización es la adaptación del diseño de Chrome Web Store a la navegación por los contenidos. Cuando los usuarios se introducen en las distintas categorías, la columna central se va adapta, mostrando clasificaciones dentro de cada categoría. De esta forma, al hacer click en juegos, la columna central presenta grupos de los juegos más populares, las últimas novedades o las categorías de juegos más visitadas.

   Este tipo de clasificación y este diseño ayudan a conseguir que los contenidos sean más visibles, más accesibles y facilita la experiencia de los usuarios. Al navegar por este sistema es fácil reconocer que Google ha sabido integrar las ventajas de sistemas como el App Store de Apple para crear un servicio útil.

LA INSTALACIÓN DE CONTENIDOS, SU TALÓN DE AQUILES

   Los usuarios que quieran aventurarse en el mundo de Chrome Web Store tendrán que tener una cuenta de Google. A través de esta cuenta, podrán instalar todos los contenidos del catálogo en su navegador.

   Sin duda, la obligación de instalar los juegos y aplicaciones es el principal defecto del sistema. Los contenidos se instalan en los equipos, no en las cuentas. Esto hace que al abrir una cuenta en un equipo distinto, los contenidos aparezcan asociados a los usuarios, pero para su uso tendrán que instalarlos.

   Además de tener que ir instalando los contenidos en distintos equipos, el sistema no registra, por ejemplo, las puntuaciones conseguidas en un juego. Si un usuario juega a 'Angry Birds' en su ordenador, al intentar acceder la aplicación desde otro equipo, tendrá que instalar y comenzar de cero su partida, ya que sus datos se registran en los equipos, no en sus cuentas.

   Este aspecto del servicio es mejorable, y quedaría resuelto con la firme apuesta de Google de sus servicios y cuentas de los usuarios a la nube.

UN CATÁLOGO REPLETO DE CONTENIDOS GRATUITOS

   La variedad de opciones que Google pone a disposición de los usuarios es impresionante. El catálogo incluye multitud de aplicaciones, temas y extensiones, todo con una gran variedad de contenidos.

   En el caso de las aplicaciones, los usuarios tienen acceso a un gran abanico de posibilidad. Desde juegos, pasando por aplicaciones de noticias, utilidades, sociales o incluso de familias. La variedad es la nota predominante y los usuarios pueden acceder a un sin fin de contenidos.

   Desde Chrome Web Store también se puede acceder a una clasificación de extensiones que mejorarán la utilidad del navegador. Se pueden instalar herramientas propias de Google como Reader o Docs, de forma que los usuarios tendrán estos servicios desde el propio navegador. También hay extensiones externas, como reproductores de vídeo, notificadores de actualizaciones o extensiones de servicios de compras.

   El otro gran bloque de contenidos que está disponible en el Chrome web Store es el de Temas. Se trata de un apartado en el cual los usuarios pueden escoger diseños para personalizar Chrome. Con distintas opciones, los usuarios pueden adaptar el navegador, su barra de herramientas, sus colores, su imagen, todo a diseños predeterminados. Algunos de estos diseños cuentan con imágenes de series, películas o videojuegos.

   Destaca q
ue de toda esta oferta, el servicio Chrome Web Store tiene muchos contenidos gratuitos. Una gran parte de las aplicaciones, de las extensiones y de los temas se pueden descargar e instalar sin pagar. Casos como el del juego 'Angry Birds' o en genial 'Fancy Pants' son un ejemplo. Eso sí, también ofrece posibilidades de rentabilidad, ya que los desarrolladores cuentan con la publicidad y el pago dentro de aplicaciones.

   Chrome Web Store abre todo un mundo de posibilidades de la forma más sencilla y dentro de un programa que todos usamos a diario: el navegador. Google se ha ganado, como mínimo, que lo pruebes.