Ciberataque mundial provoca caída en la velocidad de Internet


ciberguerra

El mayor ciberataque registrado hasta el momento en Internet está provocando que la velocidad en la Red en todo el mundo se vea afectada. Una disputa entre la organización Spamhaus y la compañía de almacenamiento Cyberbunker es el origen del ciberataque, que está afectando a especialmente a servicios tan populares como Netflix.

En esta ocasión no estamos hablando de Anonymous ni de otras organizaciones que en los últimos meses se han destacado por sus particulares guerras contra servidores gubernamentales en defensa, sino de algo mucho más sencillo, un enfrentamiento entre dos grandes empresas de la red.

El conflicto se ha iniciado después de que Spamhaus, organización con sede en Londres y Ginebra, haya señalado a Cyberbunker como plataforma utilizada para la difusión de spam. Spanhaus es una organización que trabaja en colaboración con proveedores de correo para luchar contra el correo no deseado. Spamhaus tiene una serie de listas en las que detalla páginas y servicios que ayudan a estos fines maliciosos.

La calificación de Cyberbunker como plataforma de spam por parte de Spamhaus ha despertado las iras de la compañía y de la comunidad de usuarios. Según Spamhaus, la compañía lleva una semana colaborando con parte de los usuarios y con grupos organizados para atacar sus sistemas como represalia.

Se desconoce quién está detrás del ataque, si bien un hombre que se identificó como Sven Olaf Kamphuis dijo haber estado en contacto con los responsables y los describió como un grupo que por lo general consiste en proveedores de servicio de internet en Rusia que están enojados por formar parte de las listas negras de Spamhaus. Por ahora no hay forma de verificar su aseveración.

Este “portavoz” se hizo de la acusación que circula entre algunos sectores de Internet de que Spamhaus y otras organizaciones similares practican una censura encubierta. La simple presencia de un dominio o una IP en las listas negras de esta organización provoca que miles de servidores rechazan los correos provenientes de estos lugares como “spam”

"Abusan de su posición y no frenan el ‘spam’ sino que ejercen la censura sin una orden de la corte", dijo Kamphuis. Otras acusaciones contra empresas y organizaciones de listas negras cuestionan el “anonimato” de sus integrantes así como el nacimiento de un floreciente negocio consistente en eliminar a empresas y organizaciones de estas listas. Muchas sospechas apuntan a una convivencia entre ambas actividades.

Según expertos de seguridad citados por la BBC, el ataque contra Spamhaus es el mayor en la historia de Internet. Al parecer se han utilizado ataques DDoS que han intentado bloquear los sistemas de Spanhaus, aunque no han tenido éxito. Los ataques han llegado al envío de 300 GB de información por segundo contra los sistemas de la organización antispam, una cantidad nunca antes vista. Los expertos han explicado que ataques en los que se alcanzan los 50 GB son considerados como muy graves.

"Es un verdadero milagro que sigamos en internet", declaró Vincent Hanna, investigador de Spamhaus, a pocas horas de iniciarse el ataque.

Spamhaus se vio obligada a contratar a una empresa estadounidense, CloudFlare Inc., para hacer frente al ataque. "Este ataque es el más grande que ha sido revelado públicamente en toda la historia del internet", dijo un ejecutivo de la compañía estadounidense,

La disputa entre Spamhaus y Cyberbunker, y el tamaño del ataque, está repercutiendo en el funcionamiento de Internet en todo el mundo. Según los expertos citados por la BBC, se han identificado signos que confirman que la velocidad en Internet ha descendido a causa del incidente. De esta forma, usuarios de todo el mundo pueden apreciar una disminución en la velocidad de su conexión a Internet, siendo el origen dicho conflicto.

La disminución de la velocidad y los problemas en la Red se han dejado notar de forma especialmente sensible en algunos servicios como el de Netflix. Además, los expertos han asegurado que pronto las consecuencias pueden aumentar y pueden originarse problemas en servicios de correo electrónico e incluso en sistemas bancarios.