Cinco smartwatch que no pueden faltar en tu muñeca


 Samsung-galaxy-gear-preview

Si bien es cierto que actualmente los Smartphone dominan claramente el mercado y se posicionan como uno de los pocos sectores que consiguen sortear la delicada situación financiera mundial, muchos fabricantes intentan coger posiciones (y experiencia) en una de las áreas emergentes que podría destaparse próximamente como el nuevo Rey Midas de la tecnología.

Y es que, en parte, hasta que no se vaya desarrollado un ecosistema de aplicaciones y servicios exclusivos para Smartwatch, podríamos caer en la redundancia de llevar con nosotros a todas partes un dispositivo para realizar las mismas tareas que podemos hacer con el Smartphone.

Sin embargo, aunque estemos en la fase inicial, además de las funciones de integración con el Smartphone, muchos creadores de Smartwatch están sabiendo unificar otras funcionalidades, como es el caso de medir la actividad física cuando hacemos deporte, algo que podría terminar de convencer a muchos indecisos. A continuación presentamos cinco alternativas que podrán satisfacer al usuario más exquisito:

1 – Kreyos Meteor

A punto de comenzar su comercialización se encuentra Kreyos Meteor, otro de los proyectos exitosos basado en la financiación de usuarios anónimos.

En este caso se trata de un terminal compatible con iPhone, Android y Windows Phone 8 (mediante Bluetooth 2.1 + ERD y 4.0, de bajo consumo), lo que amplía todavía más sus posibilidades. Tiene una pantalla de 1,26 pulgadas de bajo consumo (afirman que ofrecerá un mínimo de 7 días de autonomía) con 168 x 144 puntos por pulgada.

Entre las funciones destaca la posibilidad de realizar o contestar llamadas, responder a mensajes de texto, acceder a las aplicaciones compatibles, controlar la música o publicar textos en redes sociales. Sin embargo, este control puede realizarse mediante comandos de voz (como lo hacen otros, a través del protocolo Bluetooth), o a través de movimientos gestuales que reconoce gracias a su girómetro (como cambiar de canción con un simple giro de muñeca, por ejemplo).

Por su parte, Kreyos Meteor también puede monitorizar nuestra actividad física, y permite contar nuestros pasos, mostrar la velocidad, altitud o distancia recorrida, así como contar las calorías consumidas. También es resistente al agua.

En este caso, además del propio Smartwatch, la compañía está generando una serie de accesorios complementarios opcionales que añaden valor al terminal, como es el caso de una carcasa protectora que nos podemos colgar en el cuello o una pinza para llevarlo en la cintura. Todo esto es posible gracias a que la esfera del reloj es extraíble, lo que permite una mayor integración en cualquier parte.

Kreyos Meteor está disponible para su reserva en cinco colores (blanco, negro, lima, azul y rosa), por un precio de 169,95 dólares (los primeros envíos comienzan de enero a marzo de 2014), y entre los idiomas compatibles está el castellano.

Lo mejor: compatibilidad, funcionalidad, precio
Lo peor: no disponible todavía
Web:

2 – Pebble

peble

Si los terminales de Samsung o Sony con conocidos por el público en general, el fenómeno Pebble se ha extendido como la pólvora en muy poco tiempo. No en vano, su carta de presentación comenzó en la plataforma Kickstarter (plataforma de financiación de proyectos por parte de usuarios anónimos), al conseguir 10 millones de dólares de recaudación cuando únicamente pedían 100.000 dólares.

Entre sus principales ventajas se encuentra el hecho de ser compatible tanto con terminales iPhone como con Android, algo que amplía el espectro de clientes en todo el mundo. Además, se trata, probablemente, del Smartwatch más compacto y ligero fabricado hasta el momento, ya que tan solo pesa 38 gramos (además es resistente al agua). En este espacio incluye una pantalla de 1,26 pulgadas (168 x 144 puntos por pulgada), retroiluminada y monocromo, basada en el sistema de tinta electrónica de los libros electrónicos que aporta, por un lado más autonomía –la compañía promete entre 5 y 7 días, a lo que ayuda, sin duda, el procesador ARM Cortex-M3, de tan solo 80 MHz–, y por el otro, mejor visualización en todo tipo de condiciones lumínicas. Igualmente, dispone de correa intercambiable (por cualquier modelo estándar de 22 milímetros de grosor).

Al igual que muchos Smartwatch, Pebble utiliza el protocolo Bluetooth 4.0 para comunicarse con nuestro Smartphone, y además incorpora acelerómetro, y sensor de luz. Sus funciones permiten gestionar llamadas, SMS y correos electrónicos, así como actualizaciones en redes sociales como Facebook o Twitter. También tiene capacidad para medir nuestra actividad física y de cuentakilómetros.

Por el momento, entre las principales desventajas se encuentra el hecho de estar disponible únicamente en inglés, pero es de esperar que próximamente Pebble se extienda a los principales lenguajes. Además, está basado en su propio sistema operativo (Pebble OS), por lo que tendremos que esperar a comprobar el interés que despierta por parte de los desarrolladores de aplicaciones, para quienes la compañía ya facilita un SDK específico.

Por último, Pebble está disponible en cinco colores (gris, negro, rojo, naranja y blanco), y su precio es de 150 dólares.

Lo mejor: ligereza, compatibilidad y precio
Lo peor: sistema operativo propio, únicamente en inglés, pantalla monocromo

3 – Qualcomm Toq

Otro de los fabricantes que se ha sumado a la fiebre de los Smartwatch es Qualcomm, aunque en este caso su estrategia es algo distinta, ya que su intención es darlo a conocer, crear un ecosistema para desarrolladores, y después ofrecerlo a otras empresas (como operadores o proveedores de servicio) para que puedan comercializarlo bajo su marca.

Cuenta con una pantalla táctil capacitiva de 1,55 pulgadas y 222 puntos por pulgada basada en su tecnología Mirasol, que utiliza la propia luz ambiental para producir, de forma natural, gráficos y textos. De hecho, aunque se trata de un panel en color, desde Qualcomm afirman que la duración de la batería se extiende durante varios días, por lo que revelarse como el Smartwatch con pantalla a color con más autonomía, hasta el momento. A nivel de compatibilidad, Qualcomm Toq admite Smartphone basados en Android 4.0.3 (Jelly Bean) y superiores, y la comunicación se produce a través de Bluetooth 3.0. Además, Qualcomm Toq integra la tecnología AllJoyn, basada en código abierto, que permite conectar dispositivos compatibles y compartir información o recursos entre ellos, independientemente del sistema operativo o el tipo de red a la que estén conectados.

Junto con el dispositivo, Qualcomm ofrece, de forma opcional, unos auriculares inalámbricos de alto rendimiento con los que, además de atender a las llamadas de teléfono, también podemos escuchar música. Se trata de unos auriculares estéreo específicamente diseñados para su correcta adaptación al oído. Otro de los aspectos diferenciales viene dado por la forma de cargar su batería, ya que se realiza mediante transferencia de energía por contacto –basta con dejar el Smartwatch sobre la superficie concreta y el terminal procederá a cargar su batería–, y también es compatible con los auriculares inalámbricos.

Por el momento, Qualcomm Toq únicamente está disponible para residentes en los Estados Unidos, pero se espera que extiendan su disponibilidad a partir de 2014. Su precio es de 349,99 dólares.

Lo mejor: autonomía, calidad y color de pantalla
Lo peor: solo disponible en EEUU (de momento)

4 – Samsung Galaxy Gear

Junto con el modelo de Sony, que veremos a continuación es, probablemente, el modelo más conocido, gracias a la inercia que le aporta Samsung en el mercado de la telefonía móvil.

Con un peso de casi 74 gramos, cuenta con una pantalla de 1,63 pulgadas de tipo sAMOLED, que desarrolla una resolución de 320 x 320 puntos por pulgada. Internamente dispone de un procesador a 800 MHz y 512 MB de RAM (no muy lejos de las características de algunos Smartphone). También incorpora una cámara de 1,9 megapíxeles en la correa para hacer fotos o grabar vídeos (tiene 4 GB de almacenamiento interno), además de acelerómetro, giroscopio.

La comunicación entre el reloj y el Smartphone se establece mediante el protocolo Bluetooth 4.0 y, mediante los dos micrófonos y el altavoz integrado nos permite, gracias a la tecnología S Voice (desarrollada por la compañía para dictar instrucciones al terminal) realizar o recibir llamadas, gestionar el calendario y los mensajes directamente desde su pantalla.

El principal problema es su compatibilidad, ya que Samsung Galaxy Gear únicamente puede conectarse a ciertos Smartphone de Samsung, como Galaxy Note 3, Galaxy S4, Galaxy Note 10.1 y Galaxy S4 Mini. Está disponible en seis colores y tiene un precio de 299 euros.

Lo mejor: características y rendimiento
Lo peor: compatibilidad, autonomía y precio

4 – Sony SmartWatch 2

Uno de los primeros fabricantes en desarrollar un reloj inteligente fue Sony, de hecho le ha dado tiempo incluso a poner en el mercado una segunda versión, conocida como Sony SmartWatch 2. Se trata de un terminal con un diseño sobrio basado en carcasa de aluminio con un peso algo elevado (122 gramos). Dispone de una pantalla LCD transflectiva de 1,6 pulgadas, con una resolución de 220 x 176 puntos por pulgada (un detalle interesante es que se trata de un modelo robusto y resistente al agua).

Por su parte, una de las principales ventajas de este modelo es que podemos usarlo con cualquier terminal basado en la plataforma Android (versión 4.0 Ice Cream Sandwich, o posterior). Además, incorpora la tecnología NFC, lo que abre la puerta a posibles desarrollos basados ella (pago directo, identificación…), aunque también cuenta con Bluetooth 3.0. En cuanto a las funcionalidades, permite gestionar llamadas (tanto responder como rechazar) y la música, así como visualizar las llamadas perdidas, SMS, acceder a nuestra cuenta de Gmail Facebook o Twitter, además del calendario.

Sony SmartWatch 2 únicamente está disponible en dos modelos (negro y negro metal), y su precio –189 euros– le hace más asequible que el modelo de Samsung.

Lo mejor: resistencia y compatibilidad con Android
Lo peor: peso