Condenado a 1,5 millones de dólares por compartir películas porno a través de BitTorrent


Una corte federal de Estados Unidos en Illinois entregó el veredicto en el caso de Kywan Fisher, un joven de Hampton, Virginia, acusado de compartir 10 películas a través de BitTorrent. En una sentencia histórica, Fisher deberá pagar un millón y medio de dólares a la productora de las cintas.

La historia parte en 2011 cuando Fisher fue demandado por la productora de películas para adultos “Flava Works”. La acusación indicaba que Fisher accedió a contenido de la empresa, con una cuenta pagada en su portal, descargando 10 películas, las que después compartió en BitTorrent, un popular servicio P2P usado comúnmente para la descarga de contenido pirata (películas, series de TV, programas computacionales y música).

Según reporta TorrentFreak, Flava Works afirmó tener un sistema especial de protección que genera un código para cada usuario con una cuenta pagada. Cada vez que uno de los clientes descarga un archivo de su sitio, viene con el código insertado. Así que al ver las películas en sitios de piratería, pudieron determinar quién fue la persona que los compartió simplemente viendo el código.

La compañía indico que las 10 películas compartidas en la red tuvieron un total de 3.449 descargas.

Según indica el documento oficial de la corte, Fisher no presentó objeción a los cargos, por lo que fue condenado al monto máximo de compensación por casos de piratería: US$ 150.000 por cada archivo compartido, llegando a un total de un millón y medio de dólares.

El caso es particularmente importante ya que, hasta ahora, la mayoría de los casos de piratería por BitTorrent han sido descartados por falta de evidencia o han sido arreglados fuera de la corte. El hecho de que Flava Works haya obtenido una compensación tan alta generará un precedente que podría afectar el destino de cientos de juicios alrededor del mundo.