Corea obligará a los fabricantes de móviles a permitir la desinstalación de software preinstalado


bloatwareEl paso dado por el país en el que tienen su sede gigantes como Samsung o LG podría abrir las puertas a otras decisiones similares en otros lugares.

 

No son pocos los usuarios que se llevan una gran sorpresa al comprobar que los prometidos "gigas" de almacenamiento de su nuevo terminal se reducen milagrosamente por la presencia de software preinstalado en fábrica (bloatware ) que nunca usará.

Versiones previas de videojuegos, antivirus y distintas herramientas se encuentran presentes en la gran mayoría de los terminales gracias a los acuerdos que alcanzan los fabricantes con firmas de software y que producen ingresos extras a la de las ventas de los teléfonos.

En realidad la existencia de estas herramientas y videojuegos no tendría mayor importancia si no fuera por qué el consumidor no tiene la capacidad de desinstalarlos del equipo y se encuentra obligado a compartir un "espacio" que ha comprado con unas aplicaciones que no le interesan.

Las quejas de los usuarios han caído siempre en saco rato aunque ahora el gobierno de Corea del Sur ha decidido poner fin a esta práctica obligando  a todos los fabricantes que comercialicen sus productos en el país a permitir la desinstalación de las aplicaciones que vengan preinstaladas de fábrica.  De no hacerlo, se enfrentarán a sanciones por parte del gobierno y los diferentes organismos reguladores

Esta decisión radical es un paso importante en la defensa de los derechos de los consumidores que esperamos sea seguido por otros organismos reguladores.