¿Cuales son las operadoras y las tarifas móviles más económicas?


factura-telefono

La reciente marejada provocada por los cambios de tarifa de los operadores móviles para adecuarse a la facturación por segundos ha llevado a la Asociación Pro Derechos Civiles, Económicos y Sociales (ADECES) a examinar el impacto de las nuevas tarifas, realizar una comparativa de precios según las características de cada operador y sugerir hábitos eficientes de uso de la tecnología.

Según las simulaciones practicadas por ADECES con los dos modelos de facturación, las nuevas tarifas de los operadores móviles son neutrales tanto en los contratos de selección de horas como en los de 24 horas. Las diferencias de costes año entre ambos modelos de facturación es como máximo de 6 euros, fluctuando entre el 0,5% y el 3%, por lo que se puede asegurar que se trata de un diferencial técnico, es decir, de la composición de la propia simulación.

Sólo Orange ha practicado una subida real de tarifas que asciende al 10% en los contratos de selección de horas y es del 19% en los contratos 24 horas. Orange ha hecho coincidir esta reestructuración de precios con el cambio del sistema de facturación, a pesar de que sólo tenía que adecuar los precios del primer minuto que era el único en el que practicaba en redondeo.

La comparativa de precios realizada por ADECES confirma que para la selección de ofertas debe considerarse el precio nominal aplicado a otras variables: grado de concentración del tráfico por horas y de llamadas al mismo operador. Cuanta más concentración más interesan las ofertas que consideren esta tipología de consumo.

El estudio, elaborado con estimaciones de consumo a partir de datos de la CMT, demuestra que en los contratos con selección de horas, las llamadas a cualquier móvil en los horarios elegidos, son más caras con los operadores virtuales: hasta el 134% respecto a Movistar, hasta el 51% respecto a Vodafone y hasta el 35% en relación con Orange.

Considerado las llamadas en horario y fuera de él, sólo Movistar es más barato que los nuevos operadores, desde el 29% respecto a Yoigo, hasta el 70% respecto a Euskaltel. En el conjunto del tráfico, Vodafone sólo mejora a Euskaltel en un 6%, pero es entre un 7% y un 19% más caro que el resto de virtuales.

Por su parte Orange, es con diferencia el más caro de esta modalidad de contrato con 312 euros para mil minutos de comunicación, con incrementos que van desde el 20 al 40%. En los contratos libres, que no diferencian tramos horarios pero si entre llamadas al mismo operador (on net), Orange vuelve a ser el operador más caro entre un 15% y un 36% para todo tipo de llamadas.

A pesar de la reducción de coste (12%) que representa la continuidad de los precios en su oferta de contrato libre (“Vitamina al segundo”), Vodafone es entre un 12 y un 25% más caro que los operadores virtuales, a excepción de Euskaltel respecto al que es ligeramente más barato. Sin embargo, hay que indicar que la diferencia con el resto de operadores puede ser compensada con cierta facilidad con la contratación de alguna opción de ahorro como números favoritos. Con mayor motivo Movistar también puede compensar un menor diferencial con la misma práctica.

Por último, Movistar, en el tráfico on net de los contratos libres resulta entre un 14% y un 50% más barato que los operadores virtuales, mientras que considerando todo tipo de llamadas es más caro que Happy y Yoigo en un 6 y un 13%. Aunque ADECES puede justificar las iniciativas planteadas por algunos agentes, a pesar de su carácter más simbólico que efectivo, considera que es preciso proponer medidas que permitan a los usuarios hacer un uso más eficiente de la tecnología.