¿Cuándo merece la pena la reparación de los móviles?


¿Reparar o no los móviles?

¿Cuándo merece la pena la reparación de los móviles?

Redes sociales, correo electrónico e informarse. ¿Cuántas horas pasamos consumiendo móvil los españoles? Tomando como referencia el Informe Ditrendia Mobile en España y en el Mundo 2020, se estima que dedicamos hasta 48 días al año junto a nuestro smartphone. Los datos más actualizados corresponden al año 2019, donde se especifica que los usuarios a nivel mundial estuvieron hasta 3 horas y 22 minutos de media diariamente con el teléfono y en España, pasaron 2 horas y 24 minutos.

En el caso de la Generación Z, la cifra asciende hasta las 6 horas. Por todo ello, es lógico que con el uso el móvil tenga ciertos fallos que reparar o incluso, que tengamos que plantearnos comprar uno nuevo. ¿Cuándo debemos plantear una opción u otra? ¿Qué tips debemos tener en cuenta para saber si es aconsejable el arreglo de nuestro dispositivo? En este artículo despejamos los detalles.

Descubre en qué momentos es preferible optar por la reparación del móvil

¿A quién no le ha ocurrido probar a desbloquear su móvil y ver que no responde? ¿Quién no ha tenido la pantalla hecha añicos o la cámara del móvil sin posibilidad de sacar fotos nítidas? Seguramente son situaciones típicas por las que hemos pasado en algún momento. Es inevitable que con el uso diario, los terminales puedan sufrir accidentes o que empiecen a tener fallos y no ocurre únicamente con los móviles, sino con cualquier aparato tecnológico.

En el caso de los smartphones, destinamos hasta un 70% del tiempo hablando a través de apps de mensajería instantánea como WhatsApp o redes sociales. En cuanto a estas últimas plataformas, los españoles dedican una media de hasta 1 hora y 51 minutos diarios. Sin duda, el móvil es el dispositivo de acceso a Internet que mayor uso tiene, con una tasa de penetración que ronda el 80%, aumentando la distancia frente al resto de dispositivos. Con estos datos, no es de extrañar que los móviles puedan tener fallos por un uso demasiado frecuente.

A la hora de plantearse la reparación es importante tener en cuenta distintos factores. El primero de ellos es fijarnos en cuál es nuestro presupuesto y qué cantidad estamos dispuestos a invertir por arreglar nuestro apreciado móvil. Sin duda, en este sentido hay recuerdos, fotos, vídeos y conversaciones de WhatsApp que tal vez queramos conservar de nuestro dispositivo. Por ello, lo mejor es comprobar si nuestra garantía cubre la avería del móvil, que por ley será de hasta dos años desde el momento en que se compra el smartphone, siempre que no sea a causa de una negligencia. Es posible que el tiempo haya pasado y tengamos que recurrir a un externo, es decir, que tengamos que llevar a reparar el móvil en una tienda especializada para así conservar todo lo que hemos vivido junto a él.

Por otra parte, hay que tener en cuenta la fecha en que compramos el móvil y las funcionalidades que tiene. En este caso, nos referimos a las especificaciones del móvil en cuanto al almacenamiento, cámara de fotos, posible grabación en HD, etc. Anualmente, los teléfonos inteligentes se actualizan para ofrecer nuevas experiencias para el usuario, mejorando las calidades de la pantalla, allanando el día a día a los usuarios o incorporando novedades de diseño.

A pesar de ello, lo cierto es que no suelen existir actualizaciones que nos hagan plantearnos cambiar el móvil por otro porque se haya quedado obsoleto. Esto suele ocurrir una vez el móvil tiene 4 años en adelante. Por ese motivo, es preferible optar por el arreglo del dispositivo, ya que nos saldría mucho más barato. Aquí, realizar una comparativa entre nuestro móvil y qué nos puede ofrecer uno nuevo también es fundamental y sobre todo, si haríamos uso de esas nuevas funcionalidades realmente en nuestro día a día.

Por otro lado, hay que valorar si el coste de la reparación merece la pena. Dependiendo de cuál haya sido el siniestro, el coste variará y nos hará pensar si es preferible uno nuevo o continuar con nuestro fiel móvil. Por norma general, siempre que suponga un 50% más del coste que tendría comprar un móvil nuevo, lo mejor es optar por la compra de otro smartphone.

La reparación de los móviles ha experimentado un auge en los últimos años

Las ventas de móviles en la última década no ha tenido unos datos positivos. La reparación es una opción que sigue creciendo y los usuarios optan por que su móvil sea reparado antes que comprar otro. Es posible que muchas personas opten por esto debido al alto precio que tienen cada vez los móviles de última generación.

A pesar de todo ello, la última decisión es del usuario. Ahora conocemos cuáles son los tips a tener en cuenta para decantarse por una opción u otra. De este modo, tras haber analizado su móvil y las características de uno nuevo, el usuario es quien tendrá que tomar la última determinación.