Dame un móvil bonito y barato y te contrataré el servicio


ImagenLa compañía operadora es el factor menos determinante a la hora de adquirir un teléfono móvil, mientras que las características técnicas, el precio del terminal o su diseño, son factores más valorados por los usuarios españoles, según el quinto batrómetro sobre tendencias y hábitos de consumo sobre telefonía móvil en España realizado por The Phone House.

La encuesta revela que el 65,6% de los usuarios españoles no dudaría en acogerse al servicio de la portabilidad, que permite cambiar de operador sin perder el número asignado, si la nueva compañía le ofreciera un móvil con mejores prestaciones y diseño.

De hecho, según un estudio presentado por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), en los cuatro primeros meses de 2007 el total de líneas móviles portadas fue de 1.413.271 números, lo que representa un incremento del 18,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

En este sentido, The Phone House señala que datos internos de la compañía revelan que el 51% de los nuevos contratos realizados en España son portabilidades, lo que significa que ‘se mantiene la indiferencia con respecto al operador a la hora de comprar un nuevo terminal’ frente a otros valores.

Según el estudio, el usuario medio español ha tenido 6,9 teléfonos móviles a lo largo de su vida, en los que invierte una media de 102 euros. Además, estos terminales tienen una vida útil de 12 meses.

El principal motivo de cambio de terminal (50,4% de los usuarios encuestados) es la ilusión del usuario por disponer siempre de un móvil actualizado. Además, cada vez es mayor el porcentaje de personas que intenta optimizar las funciones del dispositivo, siendo un 72,22% el porcentaje de usuarios que le dan a su móvil un uso distinto al de la comunicación, como fotos, sincronización con el ordenador o descargas de Internet, entre otros.

El estudio refleja que el diseño sigue ocupando un papel importante a la hora de elegir un terminal, ya que los usuarios españoles ven el teléfono móvil como mucho más que un simple dispositivo para comunicarse.

El móvil preferido por los usuarios ha de ser pequeño pero con una pantalla amplia y de gran calidad, con un diseño desenfadado, en colores cada vez más llamativos, y que no renuncie a la más avanzada tecnología.