Editores de prensa de Irlanda también piden a Google que pague por enlaces en “Google News”


google-news

La prensa irlandesa, representada en la asociación Nacional de Periódicos de Irlanda (NNI, por sus siglas en inglés), ha defendido en un comunicado conjunto suderecho a cobrar una licencia a las páginas web que publiquen, con fines comerciales, enlaces a algunos de sus contenidos y se ha posicionado en contra de que el Gobierno promueva un cambio legislativo para permitir expresamente estas prácticas.

   De esta forma, los editores irlandeses se unen a la batalla emprendida por editores alemanes, franceses o españoles contra algunas prácticas comunes hasta el momento en Internet, como es el enlace a contenidos publicados por otros sitios, aunque, como en el caso del resto de editores europeos, aclaran que no pretende cobrar a aquellos que publiquen enlaces para "uso personal", sino a los que tengan un objetivo comercial.

   La polémica ha surgido después de que un despacho de abogados hiciera público a finales de diciembre que la NLI, la compañía encargada de gestionar los derechos de autor de los editores de periódicos irlandeses, similar a las sociedades que en España gestionan los derechos de autor de los cantantes, ha pedido a Women's Aid, una asociación de lucha contra la violencia de género, que desembolse 300 euros por publicar en su web varios enlaces a periódicos.

   La revelación del despacho de abogados ha despertado lascríticas en las redes sociales en Internet. En respuesta a esta polémica, los editores de diarios, que no han entrado a valorar el caso concreto de Women's Aid, han emitido un comunicado conjunto en el que aseguran que "ni la NLI, ni ningún miembro de la NNI, han exigido nunca una licencia a ninguna persona que utilice artículos publicados en sus diarios para su uso personal".

   Además, han añadido que "no es en absoluto inusual" que el propietario de una web, sea un periódico o de cualquier otro tipo, "prohíba o restringa" el uso de sus contenidos con fines comerciales. "La mayoría de web tienen condiciones que limitan el uso de sus contenidos con fines comerciales", han señalado.

   Por otro lado, los editores han recordado que desde hace meses existe una comisión, formada a propuesta del Ministerio de Trabajo irlandés, que está estudiando una posible revisión de la Ley de Propiedad Intelectual del país para aclarar si las prácticas en Internet como las que denuncia la NNI infringen o no los derechos de autor de los editores.