Editorial de Harry Potter desmiente que instará la detención del joven traductor francés


harry-petitLa autora J.K. Rowling y su editorial francesa dijeron el jueves que estaban preocupados por grupos organizados de traductores, no individuos, luego de que se arrestó a un joven por publicar en internet una versión del último libro de Harry Potter.

Gallimard, cuya edición oficial al francés de «Harry Potter and the Deathly Hallows» está programada para salir a la venta el 26 de octubre, dijo el miércoles que la policía arrestó a un adolescente sospechoso de publicar en internet su propia traducción de la nueva novela.

El joven estudiante de 16 años, de la zona de Aix-en-Provence, en el sur de Francia, fue llevado en custodia a la unidad policial contra la falsificación, pero fue luego liberado.

La británica Rowling y Gallimard Jeunesse presentaron una queja oficial, pero el jueves, la portavoz de la editorial Marie Leroy-Lena, acentuó que su preocupación eran las redes de traductores organizadas, buscando sacar rédito del inmenso interés generado por los libros.

«Esta queja de ninguna manera concierne a traducciones aisladas publicadas en internet (…) por seguidores desinteresados no conscientes totalmente de la naturaleza ilegal de su acción,» dijo en un comunicado.

Leroy-Lena agregó que ni Gallimard ni Rowling están involucrados en el caso y que no habían demandado por daños.

«Harry Potter and the Deathly Hallows» fue publicado en Inglaterra el mes pasado, vendiendo millones de copias en cuestión de horas, para convertirse en el libro más rápidamente comercializado que se haya registrado.

Pero en Francia, las traducciones autorizadas pueden tardar meses en aparecer.

Muchos negocios franceses están vendiendo la versión en inglés.