El 60 por ciento de los ‘tablets’ vendidos en 2014 tendrán conexión a banda ancha


Un ‘tablet’ puede no tener acceso a Internet en cualquier lugar (es decir, a día de hoy ser "solo Wi-Fi" y prescindir de 3G) pero eso limita sus funciones. La ausencia de conexión ubicua imposibilita usar muchas de sus aplicaciones, como el correo electrónico, que habitualmente trabajan con contenidos en la nube.

   Cierto es que prescindir de la antena en el dispositivo abarata mucho su precio. Esto ha conseguido que los modelos "solo Wi-Fi" -del Samsung Galaxy Tab o el iPad de Apple, sin ir más lejos- sean muy populares. En este sentido, una buena opción es utilizar el ‘smartphone’ como punto Wi-Fi y conectar el ‘tablet’ a esta señal. Sin embargo, ser dependiente del móvil y su batería resulta una incomodidad más.

   Desde Qualcomm estiman que la mayoría de los dispositivos de este tipo que se venderán en el futuro podrán conectarse por sí mismos. La compañía de tecnología móvil, que esta semana celebra el evento Uplinq en San Diego, calcula que el 60 por ciento de los ‘tablets’ vendidos en 2014 tendrán acceso a banda ancha.

   Qualcomm (http://www.qualcomm.es) fabrica diferentes familias de chipsets, que integran CPU, GPU y conectividad. En los últimos años han servido para dar vida a teléfonos de gama media, baja y alta. Sin embargo, con la popularidad creciente de los ‘tablets’ es de esperar que cada vez sean usados más en este tipo de dispositivos.

   Para conquistar este mercado, la compañía estadounidense presentó en el Mobile World Congress celebrado en Barcelona en febrero su nuevo chip Snapdragon (http://www.qualcomm.es/products/snapdragon) APQ8060 con el que tanto ‘smartphones’ como ‘tablets’ ofrecerán al usuario una experiencia esteroscópica (S3D) y la captura y reproducción de vídeo en alta definición, enfocado al campo del entretenimiento, entre otras cosas.

   Según ha informado Qualcomm (http://www.qualcomm.es), el primer ‘tablet’ que ha incorporado este chip ha sido la TouchPad de HP que ofrece una pantalla multitáctil de 9,7 pulgadas, un interfaz de usuario con múltiples tareas y una plataforma sólida para el desarrollo de los juegos.

   Los chips Snapdragon descansan dentro de muchos de los ‘smartphones’ más populares del mercado. Solo en 2010 se comercializaron nada menos que 745 teléfonos con chips de Qualcomm. Ya hay 125 nuevos anunciados y 250 en fase de desarrollo.

   Los chips Snapdragon ofrecen soporte para varios sistemas operativos, como Brew, Android y webOS, el estupendo pero malogrado sistema operativo móvil de Palm que HP prevé resucitar a finales de este año con el ya mencionado TouchPad. Además, Qualcomm fue la primera compañía en dar soporte a Windows Phone 7.