El 72% de los ordenadores domésticos que acceden a internet están infectados con virus


Un estudio sobre «Seguridad de la Información y Confianza de los Hogares Españoles» refleja que el 72 por ciento de los ordenadores domésticos para acceso a internet presentan algún código malicioso (malware), un programa cuyo objetivo es infiltrarse en el computador o dañarle sin conocimiento del dueño.

Entre diciembre de 2006 y enero de 2007 el Observatorio de la Seguridad de la Información del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) realizó este estudio, a partir de más de 6.000 encuestas a hogares, donde se han analizado más de 3.000 ordenadores, según informaron hoy fuentes del INTECO.

Según el estudio, algo más del 50 por ciento de los ordenadores de los usuarios domésticos analizados tienen «troyanos», es decir un programa capaz de alojarse en computadoras y permitir el acceso a usuarios externos, mientras que el 40 por ciento presenta publicidad no deseada.

Aunque casi la mitad de los hogares indican que utilizarían más servicios si supieran reducir su riesgo, el análisis señala que, en general, las incidencias de seguridad no provocan que los usuarios abandonen servicios o dejen de utilizar Internet.

Las incidencias sufridas se interpretan como avisos para aumentar su equipamiento de protección y/o para mostrarse más prudentes en sus hábitos, pero no se interpretan como avisos de que deben abandonar o reducir el uso de Internet.

A pesar de las incidencias declaradas, y del conocimiento del riesgo bastante realista que manifiestan los usuarios, la sensación general es de confortable seguridad en el uso de internet.

Los análisis realizados ponen de manifiesto que la confianza de los internautas se sitúa en torno a los 76,4 puntos de media en una escala del 0 a 100.

Esta percepción de seguridad solo se ve afectada después de sufrir numerosas incidencias y se recompone ampliando las medidas de protección y moderando las conductas de riesgo.

En cuanto al perfil de los hogares, el 90 por ciento de ellos accede a internet a través de banda ancha. El 78 por ciento de los usuarios acceden a internet desde sus casas y, del total, un 60 por ciento se conecta más de cinco horas a la semana.

El 90 por ciento de los encuestados afirma utilizar internet desde hace al menos 2 años, y de ellos el 65,4 por ciento desde hace más de cinco años. Además, la práctica totalidad de los encuestados utiliza el correo electrónico, el 75 por ciento utiliza programas de descarga de archivos y el 46 por ciento deja desatendido el ordenador al menos una vez al día.

Destacan usos como el chat, en un 66,6 por ciento, la banca online, el 63,3 por ciento, los pagos por Internet, el 26,9 por ciento, o la videoconferencia, el 19,8 por ciento.

En relación con la seguridad de la información, los usuarios de Internet utilizan principalmente medidas de seguridad que no exigen ninguna participación activa (automatizadas), existiendo un déficit en la incorporación de medidas que reclaman mayor actividad por parte del usuario.

Entre estas herramientas, los programas antivirus son los más generalizados y están instalados y activos en el 87 por ciento de los hogares, si bien, paradójicamente, el 95 por ciento declara tenerlo instalado.

La segunda medida con mayor penetración son los cortafuegos, del que disponen un 76 por ciento de los encuestados. Por otro lado, las medidas que implican un comportamiento más activo del usuario, como las copias de seguridad, apenas son utilizadas por el 35 por ciento de los usuarios.