El celular es más importante que la billetera, según una encuesta


movil-petit Más de un tercio de los trabajadores elegiría su teléfono móvil por sobre su billetera, sus llaves, su notebook o su reproductor digital de música si tuviera que dejar su casa por 24 horas y pudiera llevar solo un ítem, según una encuesta.

Agencias - El estudio, realizado por la firma de análisis de mercado IDC y financiado por Nortel Networks, concluyó que mientras más del 38% de los 2.367 encuestados eligió sus celulares, menos del 30% se llevaría su billetera antes que nada.

A través de la encuesta, Nortel –el fabricante más grande de artículos telefónicos de Norteamérica- era descubrir cuántos trabajadores alrededor del mundo podían definirse como “hiperconectados”, o aquellos que han incorporado a sus vidas diferentes aparatos como celulares y notebooks, así como aplicaciones como el e-mail o redes sociales como Facebook.

La respuesta: 16% y en aumento.

La encuesta clasificó al trabajador hiperconectado como alguien que utiliza al menos siete aparatos para trabajar y en su vida personal, y además nueve aplicaciones como mensajería instantánea, mensajes de texto o conferencias vía web.

El país con el porcentaje de trabajadores hiperconectados más alto fue China. Canada y los Emiratos Árabes tuvieron el número más bajo entre los 17 países donde se realizó la encuesta.

Este estudio también predijo que el número de hiperconectados subirá hasta un 40% dentro de cinco años. Eso sería bueno para la compañía canadiense Nortel, que ha apostado en la esperanza que a medida que el ancho de banda y la demanda por redes se eleve, junto con un mayor número de aparatos conectándose a Internet, también lo hará la demanda por tecnologías de redes que fabrica.

El grupo de los hiperconectados está seguido por un gran subgrupo (el 36% de los encuestados) designado como “crecientemente conectado”. Estos trabajadores usan como mínimo seis aparatos y seis aplicaciones.

Un buen mercado para nuevas tecnologías

De todas formas, la esperanza por una nueva generación de aparatos que se conecten a la Red tiene que transformarse en una base más robusta para Nortel, quien ha luchado desde que la tecnología emergía a principios de esta década.

La compañía predice que el crecimiento de las ganancias para este año tendrá un ritmo lento y de un solo dígito. También anunció un recorte de 2.100 puestos de trabajo en febrero, además de los cientos que ha eliminado desde 2001.

Se estima que podrían pasar años antes que la novedosa tecnología que ha diseñado llegue de lleno a grandes mercados. Por mientras, la competencia se mantiene dura a medida que fabricantes asiáticos introducen sus productos de bajo costo en el mercado.

[tags]Móviles[/tags]